Política económica

Javier Milei, preso de los mercados y su cerrazón intelectual

El presidente Javier Milei encerrado entre mercados que piden devaluación y su cepo intelectual que no le permite ver más allá de una escuela económica vetusta.

Milei es un plagiador serial de una sola escuela económica vetusta y sin aplicación práctica, un fabulador de contactos con el mundo, pero ese orbe sólo se reduce a unas cuantas asociaciones y fundaciones ignotas y a no más de media docena de empresarios locales que se unen por religión, viveza o la posibilidad de negocios multimillonarios.

La movida del viernes no solo fue desacertada y desesperada, además terminó de generar un escenario que (si no hubiera un acompañamiento de cierta parte del Círculo Rojo más por espanto que por convicción) estaría cerca del caos.

Los datos económicos desde la aprobación de la Ley Bases hasta ayer hubieran incendiado las pantallas televisivas y de portales bajo otra conducción del país.

Es probable que de aquí al fin de semana Milei reciba una pequeña dosis de oxígeno, los bonos quedaron por el piso y se hacen atractivos para los capitales de riesgo ya sea para hacer un negocio a corto plazo o para apostar a mediano largo plazo a un nuevo default

Javier Milei en una sala de escape

El presidente se encerró solo con su mesa chica y sus aduladores en una de esas salas de escape tan de moda, pero se encontró con un problema mayúsculo. La pereza intelectual y política.

La respuesta de los mercados en estos últimos días, la dureza del Fondo Monetario Internacional, la imposibilidad de llevar a adelante los planes de dolarización y la permanente falsedad de los datos que comenta el mandatario le fue advertida por todos los economistas y políticos casi sin distinción de ideología o escuelas. Hasta, los que con la mano en el Parlamento dicen una cosa y en los discursos otra, adelantaron las complicaciones.

Solo ayer las acciones y papeles argentinos perdieron más 10 puntos, el riesgo país se disparó otra vez por arriba de los 1500 puntos y el dólar rompió la barrera de los 1400 pesos mientras el Presidente y su, cada vez más devaluado, equipo económico sostienen que no hay atraso cambiario y que no habrá devaluación posible.

Javier Milei tiene una salida de la sala de escape, desconocer a su Ministro y Presidente del BCRA y volver para atrás los anuncios del viernes. Pero es altamente improbable que lo haga por varias razones,

Primero no está en su estatus retroceder y no tiene recambio para hacerlo. A Federico Sturzenegger los mercados le desconfían tanto o más que a Caputo y el egresado del Instituto Balseiro, Damián Reidel, aprendió que ser amigo del poder da más oportunidades que intentar ejercerlo.

image.png
Luis Caputo y Santiago Bausili se reunieron con los representantes de los bancos. Javier Milei presionado por los mercados espera resultados

Luis Caputo y Santiago Bausili se reunieron con los representantes de los bancos. Javier Milei presionado por los mercados espera resultados

Mercados y bancos, nuevos "enemigos" de Javier Milei

Milei siempre creyó que con un discurso libertario que exagera el liberalismo económico alcanzaba para asegurarse el favor del Circulo Rojo local e internacional y que con el discurso antipolítica alcanzaba para ganar las elecciones y después mantener el poder.

Es el peligro de solo formarse con materiales perimidos que no tienen anclaje en la realidad política y económica mundial.

¿Qué puede salir mal en convocar a los que denostó por lo que hicieron para que vuelva a hacer lo que hicieron?

La limpieza de hoja del Central, de la cuál se jactan el presidente y sus seguidores, es solo contabilidad creativa y un festival de bonos que, claramente, el mercado se pregunta cómo se pagarán.

Las directivas de los bancos, más allá de las declaraciones de circunstancia, salieron con más dudas que certezas y lo único que rescataron como positivo es que según expresó Bausili el garante de última instancia de las letras nuevas seguirá siendo el Central. Lo que ratifica que todo lo que utiliza el Gobierno es una gran contabilidad creativa.

Hasta ahora todo hacía presuponer que a Javier Milei le alcanzaba para llegar con cierta comodidad a las elecciones de medio término, sin embargo todo hace parecer que el presidente deberá apelar a algunos cambios, y rápido, si quiere continuar con la hoja de ruta que tiene un solo camino; ajuste y más ajuste.

Te Puede Interesar