Perros y gatos

Mascotas: mitos y verdades sobre la esterilización

Despejando dudas sobre la esterilización de mascotas, ya sean perros o gatos, para promover su bienestar y controlar la sobrepoblación.

En el ámbito de la tenencia responsable de mascotas, la esterilización es una práctica fundamental. No obstante, abundan los mitos que generan confusión entre los dueños de animales. A continuación, analizamos algunos de los principales mitos y realidades sobre la esterilización de perros y gatos.

La esterilización de mascotas es esencial para evitar cruzas no deseadas y controlar la sobrepoblación. Sin embargo, no es una solución mágica para corregir comportamientos inapropiados. Esterilizar a una mascota implica responsabilidad social y un compromiso con su bienestar, más allá de los beneficios individuales que puede proporcionar.

image.png
Mascotas: mitos y verdades sobre la esterilización

Mascotas: mitos y verdades sobre la esterilización

Mitos y verdades sobre la esterilización en perros y gatos

Un mito común es la creencia de que las hembras deben tener al menos una camada antes de ser esterilizadas. María, una veterinaria y creadora de contenido en TikTok bajo el alias @mariavetican, explica: “La carga moral y los componentes psicológicos que tan presentes están en la especie humana, carecen de valor en la canina o felina”. De hecho, las perras esterilizadas antes de su primer celo suelen ser más saludables y tienen menor riesgo de desarrollar tumores mamarios.

Otro mito persistente es que la esterilización hará que las mascotas se vuelvan obesas y perezosas. Si bien la esterilización puede reducir el nivel de actividad en un 5-10%, el sobrepeso generalmente se asocia a malos hábitos alimenticios y falta de ejercicio. “Al disminuir el metabolismo basal, habrá algunas hembras o machos que sean más proclives a ganar peso y sea más difícil controlarlo. Podremos ayudar aumentando el ejercicio físico y disminuyendo la ingesta diaria de alimento”, explica María.

Asimismo, la idea de que la esterilización afecta el crecimiento y desarrollo del animal carece de evidencia científica. Esterilizar antes de la pubertad no detiene el crecimiento ni provoca que el animal se quede "enano".

Además de evitar el estrés y la agresividad relacionadas con el celo, la esterilización mejora el control de enfermedades como la epilepsia, la diabetes y la leishmaniasis. “Lo que sí tendremos seguramente son menos conflictos al evitar el celo. Sobre todo en los gatos ”, comenta la veterinaria.

Es crucial realizar el procedimiento en campañas de esterilización organizadas por entidades calificadas. La esterilización es una cirugía rutinaria de bajo riesgo para los machos que, incluso, puede ser ambulatoria. Mientras que para las hembras, si bien sigue siendo una intervención rutinaria, es de un carácter mayor ya que requiere cuidado postoperatorio./lavanguardia.

Te Puede Interesar