Reorganización interna

Un congreso del PJ acotado, con un solo sector representado

El sábado se vieron las caras algunos de los dirigentes peronistas de Mendoza, que por estas horas analizan qué caminos tomar de cara a las elecciones partidarias y legislativas. Cómo vienen las charlas.

Por Facundo La Rosa

En el camping de ATSA se reunieron el pasado sábado unos 100 militantes del Partido Justicialista (PJ) de Mendoza, para aprobar los balances de los últimos dos años y ratificar los congresales para la etapa que viene, cuando el peronismo provincial deberá renovar autoridades en noviembre.

Las ausencias fueron las grandes protagonistas del encuentro desarrollado en El Challao, caracterizado por la participación casi exclusiva del sector identificado con el exvicegobernador Carlos Ciurca, hoy alejado de La Cámpora y más cerca al espacio de los intendentes.

Así es que los dos que “le responden” al histórico dirigente, la santarrosina y presidenta Flor Destéfanis y el paceño Fernando Ubieta, encabezaron la reunión junto a su par maipucino, Matías Stevanato, uno de los principales postulantes a comandar el partido, con el respaldo de sus pares.

Congreso Partido Justicialista Mendoza 2024 (02).jpeg

No asistieron los otros jefes comunales: Omar Félix (San Rafael) -ni su hermano Emir-, Edgardo González (Lavalle), Celso Jaque (Malargüe) y Emir Andraos (Tunuyán). Todos ellos se mueven con cierta autonomía, aunque no ocultan sus afinidades con uno u otro sector.

También podés leer: La interna por las elecciones del Partido Justicialista en Mendoza ya comenzó

Cómo viene la interna del Partido Justicialista en Mendoza

Los Félix están enfrentados al kirchnerismo más duro y formaron parte de esa famosa foto en el Sur en la que se habló de la posible comunión con el Partido Verde para formar un “frente amplio” que compita con Cambia Mendoza en las próximas elecciones legislativas de 2025.

Partido Justicialista, San Rafael, Omar Félix, Stevanato, Destéfanis.webp
La reunión con

La reunión con "los verdes" en San Rafael que generó ruido en el Partido Justicialista mendocino

El lavallino se muestra como un “gestionador” que llegó sin el apoyo de la estructura partidaria y por el momento prefiere no identificarse con ninguno; en tanto que el exgobernador es el que más trato mantiene con el camporismo. Lo propio ocurre con el dirigente del Valle de Uco, quien es parte del “limbo” que lidera Martín Aveiro y que tiene como síntesis el monobloque que Julio Villafañe, diputado de su riñón, formó en la Legislatura.

La disputa interna en el peronismo provincial es de larga data y -más allá de algunos movimientos y cambios de nombres- el tópico es siempre el mismo: a qué sector le corresponde comandar los hilos del PJ, que logró su última victoria en una elección provincial (sin contar las PASO de 2019) en 2011, cuando Francisco Pérez se coronó gobernador.

Desde el PJ “tradicional” reclaman la conducción partidaria, que en los últimos periodos estuvo reservada a la exUnidad Ciudadana (que nucleaba a La Cámpora, el ciurquismo y el kirchnerismo más duro).

Por el lado del camporismo, que tiene como máxima referente a la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti, responden con datos: desde el 2017 a esta parte, siempre que compitieron en internas, se impuso ese espacio. “ Quien tenga intenciones -totalmente válidas- de conducir el PJ, debe legitimarlo en las urnas y el territorio”, afirma uno de los exponentes del sector.

Lo cierto es que la pirotecnia en Mendoza es similar al proceso de reconfiguración que ocurre a nivel nacional, y no necesariamente se traducirá como una controversia en el futuro. Las definiciones pejotistas en el país tendrán su peso en la arena local y nunca se descarta que se pueda arribar a un consenso, que confluya en una lista de unidad, tanto en los comicios partidarios como las legislativas de 2025.

Te Puede Interesar