Para ellos sí

Menem y Villarruel acordaron aumento para los empleados del Congreso

El incremento para los empleados del Congreso de la Nación Argentina es acumulativo y estará dividida en dos partes correspondiente a enero y febrero.

Los trabajadores legislativos del Congreso de la Nación Argentina percibirán un aumento del 29,92% con los sueldos de marzo, tras acuerdo alcanzado por los gremios del sector y la titular del Senado, Victoria Villarruel y el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, y la medida impactará en los salarios de enero y febrero.

El incremento es acumulativo y se compone de un 16 por ciento que corresponde a enero y un 12 por ciento a febrero. Por el momento, no se anunció si también alcanzará a los legisladores.

Según se informó, el salario más bajo de los trabajadores del Congreso será de $458.863 en bruto, cuando en diciembre era de $353.189. En tanto, el sueldo más alto pasó a $1.616.868 antes de los descuentos.

victoria-villarruel-senado-primera-sesionjpg.webp
La titular del Senado, Victoria Villarruel.

La titular del Senado, Victoria Villarruel.

El último acuerdo paritario para los trabajadores del Congreso había sido rubricado en junio del año pasado. En ese momento se acordó una suba salarial del 35% a partir del 1 de julio, otra suba del 35% a partir del 1 de agosto y 20% a partir del 1 de noviembre.

Además, la suma fija de $50 mil que estaban recibiendo los trabajadores pasará a ser parte del salario con carácter remunerativo.

También te puede interesar: Un senador libertario le dio un cargo de planta a su hermano: cuánto cobrará

Suba de salarios en el Congreso de la Nación Argentina

Si bien históricamente la dieta de los senadores y diputados estaba atada a la paritaria de los trabajadores del Congreso, eso se interrumpió en 2021, tras la pandemia y en un contexto de descontento generalizado con la dirigencia de todos los partidos -con fuertes cuestionamientos a los gastos de “la política”-. En aquel momento, las autoridades habían decidido “desenganchar” las dietas de los legisladores de de los acuerdos salariales de los empleados.

En ese sentido, se firmó una resolución que estipulaba que cualquier aumento de los haberes de los legisladores debía ser “tratado y aprobado por el pleno de ambas Cámaras”. La estrategia buscaba contener el reclamo de incrementos ya que los legisladores evitarían votarlo en el recinto para evitar las críticas públicas.

Sin embargo, en noviembre de 2022, cuando se negoció el último tramo de la paritaria de ese año, se derogó el artículo 2 de la RC 03/2022 y los aumentos de dieta volvieron a estar “enganchados”.

Ahora, serán las autoridades del Congreso las que resuelvan si acoplan el incremento salarial de la paritaria con las dietas de los diputados y senadores, en un contexto en el que el Gobierno impulsa un duro recorte de gastos y tiene un discurso contra “la casta política”, profundizado por las diferencias que surgieron tras el freno a la Ley Ómnibus durante el tratamiento en particular de la norma. Fuente: Ámbito, Infobae y Mundo Gremial.

Te Puede Interesar