sentencia civil

El Estado deberá pagar $28 millones por el homicidio de un hincha

Se trata del homicidio de Lucas Carrazco a manos del policía Diego Guzmán, quien ya fue condenado penalmente. Ahora indemnizarán a su familia.

El Estado provincial deberá responder por el accionar de Diego Domingo Guzmán, el policía que efectuó el disparo, según las pericias a 50 metros de distancia de la víctima.

La muerte de Lucas Carrazco ocurrió el 14 de marzo del 2014 en la previa de un partido entre Independiente Rivadavia e Instituto de Córdoba en el Bautista Gargantini, en Ciudad.

Un corte de energía eléctrica en el estadio provocó la suspensión del partido y los posteriores incidentes en las inmediaciones de la cancha.

Según la reconstrucción de los hechos, Carrazco recibió el balazo de gas lacrimógeno en inmediaciones a la esquina de Boulogne Sur Mer y Clark.

Fue trasladado en taxi al hospital, donde su familia denunció que no recibió la atención correcta. Lo cierto es que con el correr de las horas su salud fue empeorando y un día después falleció.

Juicio Lucas Carrazco - acusado Diego Guzm
Diego Guzman, el policía que efectuó el disparo. Fue condenado por homicidio en exceso de sus funciones.

Diego Guzman, el policía que efectuó el disparo. Fue condenado por homicidio en exceso de sus funciones.

Al conocer la demanda, el policía acusado responsabilizó a los profesionales de la salud por la muerte del joven, aunque la justicia entendió que el uniformado nunca aportó pruebas para sostener esta hipótesis.

Asimismo, entendió que el Estado debía responder por el policía, al pertenecer este a la fuerza y también al haber cometido el homicidio con su arma reglamentaria.

Analizando los hechos, la primer tribunal de gestión asociada entendió que “no aparecía como imprescindible para el éxito de la misión encomendada la utilización de la pistola lanza gas en forma recta o direccionada a menos de 50 metros de la gente, ya que era mayor el peligro a generar un desenlace no querido y porque además el grupo contaba aun con granadas de mano”.

Esto, sumando a la condena penal ya definida por el Tribunal Penal Colegiado formado por Mariano Juan, Laura Guajardo y Eduardo Martearena (en junio del 2019), se estableció que los padres y tres hermanos de Lucas debían ser indemnizados.

Entonces, tras analizar los daños ocasionados, se definieron los montos. De esta forma, la heredera de la madre del joven (se quitó la vida en el 2017) recibirá $9.278.587; el padre, Daniel Carrazco $9.378.587, el mayor de los hermanos y quien estaba junto a Lucas al momento del hecho $3.500.000 y los otros dos hermanos restantes $3.000.000 cada uno.

A todos estos montos se le deberá sumar los intereses ocasionados desde el inicio de la causa civil hasta la fecha de la sentencia.

Mirá el fallo completo:

Embed

Te Puede Interesar