sentencia

Condenaron al delivery que mató a un ladrón en un robo

La justicia condenó al delivery de Pedidos Ya que mató a un ladrón durante un robo en Ciudad. Fue tras un juicio abreviado.

Por Pablo Segura

La justicia condenó hoy al delivery de Pedidos Ya que semanas atrás mató de un balazo a un ladrón durante un intento de robo en la Cuarta Sección de Ciudad. Fue tras un juicio abreviado que se firmó esta mañana en el Polo Judicial.

El acusado, Héctor Sosa, fue condenado a la pena de 3 años en suspenso como autor del homicidio de Gustavo Gabriel Lucero (24), ocurrido el pasado sábado 23 de marzo en España y Videla Correa de Ciudad.

La calificación elegida fue por homicidio agravado con exceso de legítima defensa en concurso real con portación de arma de fuego.

Robo, homicidio y condena en juicio abreviado

Sosa accedió a un juicio abreviado a 17 días del hecho y a 8 días del fallecimiento del ladrón, quien murió en el hospital tras permanecer varios días internado.

En el juicio, la fiscal del caso, Claudia Ríos, acordó con la defensa una pena por un homicidio con exceso de defensa. El fallo fue firmado por la jueza Érica Sánchez.

Ahora bien, al ser en suspenso, Sosa permanecerá libre y de no cometer ningún otro delito en estos tres años, quedará exento de alguna medida privativa de la libertad.

Intento de robo a un delivery de Pedidos Ya

El intento de robo ocurrió el sábado 23 de marzo cerca de las 22.30 en calle España al 2.700, en la Cuarta Sección de Ciudad.

La víctima, delivery de Pedidos Ya, llegó a esa dirección para tomar un pedido en una pizzería. Sin embargo, en ese momento fue abordado por dos motochorros que lo amenazaron con un arma de fuego y le sustrajeron su moto.

Cuando los ladrones huían, el trabajador desenfundó un arma de fuego y le disparó al delincuente que escapaba en su moto.

Luego de esto, el delivery le sacó el arma al delincuente y desapareció de la escena a bordo de su moto. El lunes próximo, el hombre se presentó en la justicia y entregó su arma como así también el arma que había usado el ladrón para asaltarlo.

La fiscal Claudia Ríos decidió imputarlo por intento de homicidio con exceso de legítima defensa (al dispararle por la espalda). Luego quedó en libertad.

Te Puede Interesar