tres imputados, pero en libertad

Un año sin Abigail Carniel: afirman que la causa está "en un punto ciego"

Por Pablo Segura.

Por Sección Policiales

Entre la noche del jueves 15 de abril del 2021 y la madrugada del viernes posterior, Abigail Carniel fue vista por última vez y según la principal hipótesis de la justicia durante esas horas fue asesinada, posiblemente, de un balazo.

Este fin de semana se cumplió un año del inicio de ese paradero que hasta hoy no tiene resolución y cuya investigación contra tres sospechosos, quienes están imputados pero en libertad, no tiene demasiadas novedades.

"La causa está en un punto ciego", resumió Fernando Peñaloza, abogado querellante, durante una entrevista con EPA, programa que se emite por Radio Andina.

El letrado que representa a la familia de la joven admitió que hoy escasean las pruebas en contra de los tres acusados, Matías "Fido" Díaz, Martín "Chupetín" Márquez y Vicente "Tito" Chumacero y hasta confirmó que no hay pruebas a producirse, en un futuro inmediato, que puedan cambiar el rumbo de la pesquisa.

"No hay medidas pendientes que permitan tener expectativa que la investigación va a llegar a algún lado. Siguen las sospechas sobre estas personas, pero no pueden estar indefinidamente sospechadas e imputadas", sostuvo, evidentemente preocupado por el estado de la causa.

Es que los tres hombres fueron liberados por un tribunal de jueces que estableció que el caudal de pruebas en su contra era "muy pobre", por lo que recomendó al fiscal de la causa, Carlos Torres, que refuerce las líneas de investigación.

Abigail Carniel: las dudas en la causa y las nuevas líneas investigativas. 

Concretamente, la imputación contra Díaz, Márquez y Chumacero, se basa en una escucha telefónica en la que estos individuos hablarían de Abigail y darían detalles de un homicidio tras una discusión con la joven, producto de diferencias en la venta de estupefacientes.

Sin embargo, esa información, por ahora, no se puede ratificar con otras pruebas. "Lamentablemente no hay calidad de pruebas. La fiscalía escucha testigos y recibe todas las pruebas, pero necesariamente ese testimonio tiene que estar avalado por algún tipo de dato", explicó Peñaloza.

El conteiner señalado por los perros rastreadores. Allí no se encontraron rastros de la joven.

A esto se le suma un sinfín de informaciones que surgen a diario, aunque varias de ellas con clara intención de desviar la pesquisa.

Fueron los propios jueces que destacaron en su fallo de liberación el relato de un testigo -un agente penitenciario-, quien habló de un tal "Boliviano Pacheco", con quien habría estado Abigail la noche de su desaparición.

Y en base a esto, destacaron que quien hoy una de las testigo clave de la causa y que señaló directamente a algunos de los imputados, es justamente la hermana del "Boliviano Pacheco".

Ahora bien, otros testigos (y pruebas) aportaron otros nombres y datos que nunca fueron ratificados. Por ejemplo, se nombró a un tal "Cepillo", quien habría estado con la víctima esa noche, junto a individuos conocidos como "Ekeko", "Cuchela", "Chancho Negro" y un tal "Melli".

Ese relato dio detalles de un "Corsa blanco" en el que se habría visto a Abigail, aunque la policía nunca logró dar con ese coche. Es decir, ni siquiera se sabe si existe.

En agosto del 2021, un tribunal de jueces liberó a los tres imputados.

Con este panorama, el fiscal Carlos Torres reúne pruebas a diario, aunque la causa por ahora no presenta avances importantes.

En medio de esto, hasta surgen datos "surrealistas", tal como lo calificó el propio Peñaloza. Es que, por ejemplo, días atrás se presentó a declarar espontáneamente una mujer que afirmó haber "soñado" con la víctima y que sabía dónde estaba el cuerpo. Dicha información no aportó datos de importancia.

"Creemos que hay gente que tiene información y podrían presentarse. Sabemos y nos consta que hay muchas personas que saben algo, que tienen información, pero que no quieren declarar por temor", afirmó Peñaloza, en relación también a la recompensa de $2 millones que existe para dar con la adolescente.

Lo cierto es que a un año de su desaparición, la acusación contra los tres imputados se desvanece y, peor aún, nadie puede confirmar qué fue lo que ocurrió con Abigail. 

Te Puede Interesar