Tribunal Penal Colegiado
Continuará detenido Pablo Arancibia, el acusado de matar a Florencia Romano
Martes, 29 de diciembre de 2020
Por: Hernán Adrover @hernanadrover53

El juez Federico Martínez le dictó este martes la prisión preventiva a Pablo Ramón Arancibia (33), el acusado de asesinar a Florencia Romano el pasado sábado 12 de diciembre en una casa del Pasaje Berra en Gutiérrez, Maipú. En la audiencia se presentaron las pruebas que existen en contra del sospechoso y, tras ser analizadas, determinaron que siga detenido y acusado por femicidio. Además, sobreseyeron a Micaela Méndez (27), la pareja del detenido y por la cual se determinó que no tuvo participación en el hecho de sangre. 

La fiscal Claudia Ríos, de Homicidios, es quien instruyó el expediente desde que desapareció la adolescente y quien luego desarrolló la investigación cuando encontraron su cadáver el jueves 17 en calle Alsina de Luzuriaga. 

Femicidio de Florencia: qué pasó, cómo lo esclarecieron, el móvil y las pruebas 

La representante del Ministerio Público presentó las pruebas que hay en contra del imputado. De esa manera relató que Arancibia fue la última persona que estuvo con Florencia, con quien había iniciado una relación de "amistad" a través de Instagram y por la cual la había invitado ese sábado a su casa. 

También presentó las pruebas de un mensaje de WhatsApp que le envió la víctima a una amiga y donde le mandó su ubicación. Dicha señal de GPS marcaba la casa de Arancibia. También se explayó sobre los testimonios de un vecino, quien llevó al acusado hasta la estación de servicio YPF de Yrigoyen y Maza donde compró nafta. Hay imágenes de cámaras de seguridad 

Esto es importante porque, según la reconstrucción, el autor golpeó a Florencia hasta matarla y luego la prendió fuego para deshacerse de las pruebas (encontraron un bidón con combustible en la casa). Otro testigo también fue quien aseguró que llevó al imputado hasta calle Alsina donde tiró el cuerpo "de un perro". En realidad, ese cadáver era el de la adolescente. 

Además de estas pruebas contundentes, esperan todavía sobre informes finales de la necropsia y resultados de pruebas de ADN. Con todas estas evidencias, la fiscal solicitó la prisión preventiva, la cual fue otorgada por el juez Martínez. 

En tanto, el letrado también resolvió sobre la situación de Micaela Méndez (27), quien había quedado detenida en su momento junto con su pareja, Arancibia. La mujer fue liberada la semana pasada porque su abogado defensor, Rafael Manzur, presentó pruebas donde indicaban que no tuvo ningún vínculo con el hecho. 

Méndez estuvo ese sábado -cuando sucedió el femicidio- en la casa de unos familiares y no estuvo presente en la casa del Pasaje Berra y Padre Vázquez. Por esa razón el juez la sobreseyó y quedó formalmente desvinculada de la investigación. 

El femicidio de Florencia

El hecho se inició el sábado 12 de diciembre cuando Florencia Romano, luego de pactar un encuentro a través de Instagram, llegó a la casa de Pablo Arancibia. Allí estuvieron toda la tarde hasta que el principal sospechoso le quitó la vida a golpes y luego la prendió fuego para deshacer las pruebas.

Posteriormente le pidió ayuda a una persona para que lo ayudara a tirar el cuerpo «de un perro» y fue así que llevó, envuelto en sábanas y una cortina de baño, el cadáver de Florencia hasta calle Alsina de Luzuriaga.

Ese sábado, al ver que la joven no regresó a su casa, los familiares hicieron la denuncia y el martes detuvieron a Arancibia y a su pareja como principales sospechosos porque la víctima le envió la ubicación de GPS al WhatsApp de una amiga.

Tras la detención de los sospechosos, el jueves los policías encontraron el cadáver de Florencia adentro de una acequia y con lesiones en el cráneo y rostro, además de tener partes del cuerpo incineradas.

Ambos quedaron detenidos y fueron trasladados a diferentes penales hasta que, la semana pasada, Micaela Méndez fue liberada.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario