seguirá imputada
Liberaron a la mujer acusada por el femicidio de Florencia Romano
Martes, 22 de diciembre de 2020
Por: Pablo Segura

La fiscal Claudia Ríos decidió este martes liberar a la mujer que estaba detenida e imputada por el femicidio de Florencia Romano.

Se trata de Micaela Méndez (27), pareja del principal sospechoso, Pablo Arancibia (33). La mujer seguirá por ahora imputada por el delito de femicidio, pero en libertad. No obstante, no se descarta que en las próximas semanas pueda ser sobreseída.

Femicidio de Florencia: la coartada de la mujer acusada para acceder a la libertad.

Esto luego de que varios testigos afirmaran que la mujer estaba con ellos en una reunión familiar, el sábado pasado, día en el que la menor fue asesinada, presuntamente, en la casa de Arancibia en Gutiérrez.

Al menos cuatro testigos afirmaron haber estado con la mujer en una vivienda de Luján, y todas las pruebas que complican a Arancibia no incluyen a Méndez como posible partícipe del caso. Ante esto, la fiscalía aceptó el pedido del abogado defensor Rafael Manzur, sobre el pedido de libertad.

Florencia Romano, la víctima fatal. 

De esta forma, ahora la causa que lidera la fiscal Ríos se enfocará en Arancibia, quien será el presunto único responsable del femicidio de la menor de 14 años. En ese sentido, se reforzará la hipótesis de que el hombre habría intentado abusar de la chica y que ella se defendió, por lo que el hombre la atacó y terminó asesinádola a golpes.

Femicidio de Florencia: qué pasó, cómo lo esclarecieron y las pruebas que hay en la causa.

La pareja había sido detenida el martes pasado, cuando la menor aún no era hallada. Tanto Méndez como Arancibia estuvieron detenidos en una comisaría hasta el jueves, día en el que fueron imputados. Justamente horas después de esto fue encontrado el cadáver de la menor.

Para encontrar los restos fue clave el testimonio de un familiar del hombre, quien aseguró que el sábado por la noche buscó a Arancibia por su casa para ir a una reunión familiar y que en ese momento, el ahora imputado le pidió ir a un baldío para tirar "una bolsa con un perro muerto".

Días después, cuando la pareja fue detenida, el hombre sospechó y decidió presentarse en la justicia, donde le tomaron una declaración informativa -cuando se está entre ser imputado o testigo-. En ese acto, estuvo acompañado de un abogado particular.

El testigo clave: cómo encontraron el cuerpo de Florencia Romano.

Ese testimonio es clave en la causa. Porque complicó en demasía a Arancibia y terminó de beneficiar a Méndez, debido a que en el relato el hombre aseguró que estuvo con la mujer todo el sábado.

Luego se aportaron más testimonios y hasta chats de Whatsapp que demostraban que Méndez estaba reunida con otras personas al momento del crimen. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario