Se autocriminó durante un llamado telefónico
Otra vez detenido por el crimen de Carlos Gruini: confesó que lo mató con un "fierro"
Martes, 30 de junio de 2020
Por: Hernán Adrover @hernanadrover53

Un nuevo capítulo se escribió sobre el crimen de Carlos Victorio Gruini (64), el hombre dedicado al transporte que fue asesinado el jueves 21 de mayo durante un asalto en su casa de Junín. Por el hecho había sido detenido un sospechoso de 23 años pero luego quedó en libertad por falta de pruebas. Sin embargo, este joven fue nuevamente detenido en las últimas horas porque confesó ser el autor del hecho cuando llamó por teléfono a su suegra. Así se desprende de nuevas medidas y también encontraron lo que sería el arma homicida. Los detalles de la nueva captura. 

La fiscal Valeria Bottini, quien tiene la causa, ordenó que detengan nuevamente a Erick Adrián Suazo, el joven que había sido capturado en primera instancia pero que luego quedó en libertad por faltas de pruebas. 

El sospechoso, junto a otros dos individuos, fue capturado luego del hecho pero la causa avanzó y ninguno quedó involucrado en el hecho de sangre ocurrido el pasado jueves 21 de mayo en la casa de la víctima, ubicada en calle Carril Nuevo Barriales, a unos 500 metros de calle Remedios Escalada, en la localidad de Barriales. 

En el caso se confirmó que los autores robaron 80.000 pesos en efectivo y dos cheques, luego de golpear a "Don Carlos", quien murió tras el violento ataque. 

Ante la falta de pruebas, Suazo quedó en libertad a pesar de ser imputado por homicidio criminis causa porque entendieron que había matado a la víctima con el fin de lograr la impunidad del robo. Luego, con el hombre en libertad, los familiares y allegados a la víctima realizaron marchas para pedir justicia. 

Ante esta situación, los pesquisas siguieron trabajando y obtuvieron información muy valiosa para la causa: tras la liberación de Suazo, continuaron con algunas medidas y por una intervención telefónica, consiguieron un dato fundamental.

El martes 23 de junio, es decir hace una semana atrás, el sospechoso mantuvo una comunicación telefónica con su suegra y la mujer le preguntó por un elemento muy particular: un "fierro". Ese elemento, sostiene la investigación, sería el hierro de una pala de cavar. 

La mujer le dijo que lo necesitaba y el acusado le dijo que lo había escondido en el techo de su domicilio. Diálogo siguiente, la suegra le preguntó: "¿Con ese mataste al viejo?". La respuesta de Suazo fue un "sí" y en un tono "serio", se desprende de las escuchas. 

Por ese motivo, con esas desgrabaciones, las autoridades judiciales encontraron un elemento más que importante en la causa y ordenaron la detención inmediata del sospechoso, quien quedó otra vez en manos de la Justicia. 

Pero no fue todo porque tras allanar su casa, también encontraron el "fierro", es decir el hierro pero sin la pala ancha. Si bien explicaron que sería difícil encontrar rastros genéticos de Gruini en ese elemento (por el tiempo que estuvo allí a cielo abierto), detallaron que será analizado. 

Pruebas pendientes

En cuanto a las pruebas recolectadas desde el momento del homicidio, explicaron que todavía no están terminados los informes finales de la necropsia por lo que todavía no pudieron determinar si Carlos Gruini murió por los golpes o por asfixia. 

Esto porque a la víctima, además de golpearla en la cabeza varias veces para que diga dónde tenía dinero, también le colocaron un trapo en la boca y lo encintaron para que no pudiera hablar ni defenderse. Por ese motivo no sabe si murió por las lesiones del cráneo o porque no pudo respirar por el trapo. 

Además esperan para analizar unas prendas de vestir que le secuestraron al ahora detenido. En su momento hicieron un hisopado en manchas de sangre pero los resultados no fueron los esperados. Ahora quieren cotejar esas prendas pero directamente en el laboratorio para tener más precisiones. 

Carlos Gruini fue ultimado el jueves 21 de mayo pasadas las 23 cuando se encontraba en su casa del Carril Nuevo Barriales. La victima se encontraba sola porque su esposa había salido a la casa de su hija, ubicada en la misma cuadra.

El hombre, en ese momento, fue sorprendido por al menos dos malvivientes que lo redujeron para robarle el dinero que tenía en la casa.Tras ser golpeado salvajemente, Gruini quedó inconsciente y luego murió. 

El cuerpo fue encontrado en un patio trasero y atado a una silla. El hallazgo lo hizo su esposa quien luego llamó al 911 para pedir ayuda tras el homicidio. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario