en el barrio ujemvi

Un juego de niños que terminó en tragedia

Kevin Rodríguez (14) fue arrastrado por la corriente, en un canal donde la profundidad alcanza los seis metros.

Por Pablo Segura

“Esto parece un camping, vienen madres con sus hijos, instalan mesas y dejan que los niños se metan al canal”, cuenta un vecino del barrio Ujemvi.

De solo ver el canal, pareciera utópico que alguien quiera bañarse en ese lugar, pero por alguna razón sí las hay.

“Todos los días mandamos una cuadrilla, pero los niños y hasta adultos las atacan a piedrazos”, contó Sergio Cornejo, coordinador del Cuerpo de Preventores de Las Heras.

La situación ocurre en la intersección de Miguel Segura y Las Glicinas, justo en el fondo del barrio Ujemvi.

Ese lugar ha sido elegido por varias personas, desde hace algunos meses, como un camping para pasar el día, donde los niños se refrescan en el agua que, claro está, pasa con una fuerza incontenible.

“Los niños se tiran arriba y hacen el ‘autito’. Se dejan arrastrar y van pasando las cascadas”, explicó un vecino, quien agregó que ya se han realizado varias denuncias por ello.

Así las cosas, niños de distintas partes de Las Heras llegan a ese lugar, que hoy se convirtió en el escenario de una nueva tragedia en espejos de agua.

Kevin caminó del barrio Santa Teresita hasta ese lugar. Lo hizo en compañía de su cuñada y otros familiares. Esta vez fueron solos, sin la presencia de un adulto.

Se refrescaron durante horas, hasta que ocurrió lo peor. Aldana, la cuñada de Kevin, fue arrastrada por la corriente, golpeó su cabeza y quedó inconsciente.

Kevin intentó rescatarla y fue detrás de ella. Se cree que lo logró, pues alcanzó a sacarla de un embudo que se forma entre cascada y cascada, donde la profundidad alcanza los 6 metros, dijeron bomberos.

A esa altura, policías y efectivos del Cuerpo de Rescate se lanzaron al agua. La menor fue rescatada en Allayme y Mathus Hoyos, de Guaymallén, inconsciente.

Un grupo de policías le hizo reanimación y logró salvarle la vida. La llevaron al hospital Central, y quedó internada, fuera de peligro.

Kevin no tuvo la misma suerte. Hasta cerca de las 21 varios uniformados seguían buscándolo en la zona donde los niños se bañaban. Las esperanzas de encontrarlo con vida, claro está, eran nulas, y posiblemente se continuara durante la mañana de este miércoles.

Este lunes había ocurrido algo similar. En Godoy Cruz, sobre el barrio Puesta del Sol, otro niño había fallecido al intentar rescatar a su prima, que había caído a un canal, que se utiliza para el riego del barrio Palmares Valley.

Otros cientos de casos más, se repiten desde hace años en distintos puntos de la provincia. “La gente no aprende más. Miren esto, que la gente lo vea en la televisión y en los diarios. No se puede bañar nadie en ese lugar”, decía Alejandro D’Agostino, Coordinador de Defensa Civil en Las Heras.

La misma historia de siempre, con otro final trágico.


Te Puede Interesar