Streaming

Está en Netflix y está basada en un hecho real

La película de Netflix basada en una historia real y protagonizada por Nicholas Hoult. Es una producción que muestra el verdadero costo de la guerra.

Castillos de Arena (Sand Castle), la película basada en una historia real y protagonizada por el escritor de la producción, Chris Roessner, se ha posicionado rápidamente en el Top 10 de la plataforma de streaming Netflix. La película dramática de guerra, dirigida por Fernando Coimbra, sigue siendo recomendada por la mayoría de los suscriptores que la vieron y es una de las entregas más valoradas de Netflix.

El film estadounidense de Netflix se estrenó en 2017 y tiene una duración de 1 hora y 53 minutos. La trama se centra en la invasión de Irak en 2003, cuando un pelotón intenta reparar el sistema de abastecimiento de agua en una zona hostil. El soldado novato Matt Ocre, interpretado por Nicholas Hoult, padece el calor y el horror cuando se dirige con sus compañeros a las afueras de Baquba para reparar el sistema, dañado por bombas estadounidenses.

Entre tanto resentimiento y furia, Ocre descubre el peligro que encarna la tarea de ganarse la confianza de los lugareños. Es allí, en las calles, en las plazas, en las escuelas, donde se entiende el verdadero costo de la guerra, según publica C5N.

El reparto de la película lo completan Glen Powell, Tommy Flanagan, Beau Knapp, Logan Marshall-Green, Henry Cavill, Sam Spruell, Neil Brown Jr., Osy Ikhile y Navid Negahban. Castillos de Arena es una película que sin duda tocará fibras sensibles y dejará una huella en el espectador.

Te Puede Interesar