miércoles 21 sep 2022
Política económica y estadísticas

Quita de subsidios: ¿cuánto "moverá" la inflación en Mendoza?

Deie proyecta un setiembre cerca del 6,9% de agosto. La segmentación de subsidios incide en Vivienda y Servicios, el 6to capítulo con más inflación de Mendoza.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Miguel Ángel Flores 19 de septiembre de 2022 - 07:01

Luego del 6,9% de agosto, la dinámica del IPC (Índice de Precios al Consumidor) no se detiene. Y si bien ya se anticipa un valor no muy inferior para setiembre, el análisis previo señala que la segmentación de subsidios a la energía se hará sentir en Mendoza. Pero ¿cuánta más inflación puede generar?.

Estadísticamente, en la canasta de precios que toma la medición de precios se pondera como tarifas dentro del capítulo Vivienda y Servicios Básicos. Con 5,9% intermensual y 40% acumulado en este 2022 está entre los 6 capítulos más inflacionarios en Mendoza, y lo cierto es que puede trepar en ese ránking una vez la quita se refleje en las primeras facturas "pos-recorte".

"Tenemos que hacer un cálculo fino sobre cómo va a impactar en cada uno de los segmentos de la población. Pero en general, dentro de ese capítulo, pese a no tener un peso tan grande en la canasta, por el monto de la quita se estima que al final del mes la segmentación tarifaria incidirá en no menos de 1 punto y hasta un punto y medio", señaló el titular de la DEIE (Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas), Facundo Biffi.

Al respecto, Biffi advirtió sobre el "correlato" que "siguiendo esa lógica, la quita de subsidios a las tarifas tendrá en el precio de bienes y servicios que las empresas ponen a disposición de consumidores y usuarios finales". Y por lo tanto, concluyó que "aunque sería esperable porque de lo contrario significará una proyección alarmante, no tendría expectativa de que el IPC de setiembre sea mucho menor al de agosto, por dos elementos que siguen dándole impulso a la inercia inflacionaria".

El costo de alimentarse y vestirse

Por lo pronto, el octavo mes del 2022 dejó a Alimentos y Bebidas al frente en la lista de capítulos más inflacionarios de Mendoza, seguido por Indumentaria. Son dos de los 4 que encabezan la tabla del último año, junto a educación (85,1%) y Transporte y Comunicaciones (74,7%).

En el caso de Alimentos y Bebidas hubo, según el análisis experto, un componente "estacional fuerte", con verduras y frutas como los productos con los mayores aumentos (23%), seguido por panificados (8,5%), que dada la nueva suba del 15% al público se anota como factor de peso este mes también. Un poco más atrás asoman carne vacuna y de pollo (entre 1,3 y 1,5%), con lo cual para los mendocinos alimentarse ya es 59,4% más caro que en enero, y 79,2% en relación al 2021.

Además, con un 8,4% en agosto, Indumentaria es lo que más "movió la aguja" del IPC. En concreto, el precio de vestimenta y calzado se más que duplicó de un año al otro.

El capítulo de Transporte y Comunicaciones trepó 1,94% fundamentalmente por la suba del precio de los combustibles. Una variable cuya incidencia, de acuerdo al relevamiento de la DEIE, "seguirá así", al menos este mes.

"Los precios regulados, incluyendo combustibles, ayuda a que el resto de la canasta vaya hacia arriba dado que buena parte del transporte de mercadería es por camiones y eso se traslada a productos finales. Del mismo modo el aumento de tarifas impacta en los comercios minoristas y supermercados, con lo cual probablemente alimentos y bebidas siga teniendo un factor inercial alto", explicó Biffi.

Inflación núcleo: lo que se viene

Mientras avanza en un cambio de la Canasta de productos y servicios que sirve de base para medir el IPC (la última tiene como año base el 2012 y se actualizará al 2018), entre los temas pendientes para el sistema estadístico de Mendoza está discriminar precios estacionales de los que no lo son.

La importancia de esta modificación radica en entender, de cada IPC mensual, cuánto pesa la estacionalidad (por ejemplo, frutas y verduras), y en qué medida la inflación mensual puede atribuirse a servicios regulados. O también lo que se llama inflación "núcleo", es decir, el resto de los precios de la canasta.

Por lo pronto, Indec ya empezó a incluir datos de la región Cuyo. La referencia da una variación general de 6,5%: los estacionales registraron el mayor peso, con 10,3%, seguidos por los precios que integran el IPC Núcleo (6,2%), de hecho el más bajo del país, y en menor medida los regulados (4,8%).

Al respecto, el director de Estadísticas e Investigaciones Económicas anticipó que "dentro de las modificaciones a implementar está esa desagregación de precios, a partir del primer semestre del 2023. Debe ser coordinado con Indec, que ya realiza ese cálculo de inflación núcleo, estacionales y regulados, para ponernos de acuerdo en qué productos y servicios deben incorporarse en cada capítulo".

Te Puede Interesar