miércoles 5 oct 2022
FE Y DEVOCIÓN

Malargüinos agradecieron a San Cayetano

Fue en los festejos que se desarrollaron esta tarde en honor al Santo del Pan y el Trabajo. Marcharon por calles de la ciudad hasta la Parroquia San Cayetano

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Claudio Altamirano 7 de agosto de 2022 - 20:52

Por los barrios nevados de Malargüe marchó hoy la precesión de San Cayetano. Dio inicio en el Reloj del Cincuentenario y culminó en la parroquia ubicada en Roca y San Antonio. Los devotos locales no dejaron de agradecer por su influyente providencia.

La fría tarde de este domingo no fue impedimento para que los feligreses católicos de Malargüe celebraran su Fiesta Patronal en honor a San Cayetano.

SAN CAYETANO 2.jpg
Cielo nublado en la procesión de San Cayetano.

Cielo nublado en la procesión de San Cayetano.

Desde las 15 horas centenares de creyentes y devotos del “Santo del Pan y el Trabajo” recorrieron Avenida General Roca hasta su intersección con calle San Antonio, lugar donde se encuentra ubicada la Parroquia San Cayetano, en inmediaciones de los barrios Payén, Portal del Sol, Rufino Ortega y Llacanelo.

Luego de la procesión por los barrios del este malargüino, y con el fondo de la Cordillera de Los Andes nevada, noble y generosa, la celebración continuó a las 16 con la Santa Misa, para dar paso al tradicional chocolate.

La veneración a San Cayetano en nuestro país es como agradecimiento y pedidos “para que nunca falte el pan, paz y trabajo”, mientras que en el resto del mundo su devoción está ligada por su “auxilio de pobres y desprotegidos”.

Cayetano Cayetano de Thiene fue un presbítero italiano, y que fundó la Orden de Clérigos Regulares Teatinos. Tras su muerte el 7 de agosto de 1547, fue proclamado Santo por el Papa Clemente X en el año 1671, previa beatificación en 1.629 por el Pontífice Urbano VII.

A San Cayetano se le atribuyen milagros como de una joven que estaba por perder su pierna, y antes de fuera amputado su miembro inferior, una visita del santo mejoró su salud, salvando su extremidad. Además se caracterizó en vida por su vocación de servicio al prójimo y despojarse de todos sus bienes materiales. Murió en medio de la austeridad.

Te Puede Interesar