viernes 25 nov 2022
ANTE EVENTOS NATURALES

La necesidad de contar con planes de mitigación de riesgos

En Malargüe, como en otros lugares donde existen riesgos de desastres naturales, consideran la importancia de los planes que atenúen sus consecuencias.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Claudio Altamirano 7 de noviembre de 2022 - 10:00

Especialistas e investigadores del departamento de Malargüe remarcan la necesidad de contar con planes para reducir la mitigación de riesgos naturales, en una zona de la provincia en la que están latentes los volcánicos, sísmicos, aluvionales o los provocados por los fuertes vientos, o lo que se viene viviendo en los últimos años, las consecuencias que dejan las tormentas de piedra o granizo.

La magister malargüina Amalia Ramírez sobre este tema dijo que “hay que tomar a nivel mundial lo que significan los riesgos antrópicos”, que son provocados por las actividades humanas a lo largo del tiempo, y que en algunas oportunidades son un peligro constante para la sociedad, considerando Ramírez que también se debe saber todo lo posible de los riesgos naturales “porque son las sociedad las que están expuestas a estos eventos”.

AMALIA RAMIREZ MAGISTER

La especialista dijo que “muchas veces potenciamos” estos riesgos “instalándonos en lugares que tienen amenazas importantes como el crecimiento de zonas residenciales” en franjas “aluvionales o volcánicas” con nivel de peligrosidad “constante”.

En cuanto a esto agregó que “los gobiernos municipales, que tienen el contacto directo con la comunidad” deben trabajar sobre los riesgos bajo el concepto de “política de Estado”, lamentando que en las distintas gestiones de gobierno no se haya incorporado este tema, lo que permitiría trabajar “con medidas estructurales para la reducción del riesgo, evitando el avance de las ciudades en espacios que son propensos a la ocurrencia de peligros de origen natural, como un aluvión, una erupción volcánica o un terremoto” enumeró Ramírez, y que “están en nuestra región y provincia”

“Que importante sería que la obra pública esté vinculada a la gestión de riesgos para la reducción y mitigación de estas amenazas” naturales, remarcó Amalia Ramírez, trabajando además en la “prevención, reduciendo las pérdidas de vidas humanas” en primer lugar “y las económicas”, resaltando que “ejemplos de estos tenemos de sobra”.

Más adelante mencionó las “medidas no estructurales en la disminución de los riesgos”, citando “que esto tiene que ver con la educación y que deben ser en periodos” donde suceden estos desastres o contingencias, recordando que “después de la última erupción del volcán Peteroa”, ubicado a unos 80 kilómetros de la ciudad de Malargüe, en el límite con Chile, “no se siguió haciendo acción alguna” frente a esta amenaza “latente”, sumando a otros lugares de la cordillera y con similares características.

No dejó de mencionar la importancia “del trabajo comunitario, elaborando planes de contingencias” para que el resto de la sociedad los conozca y “aportar” a estos métodos, los que “lamentablemente no se está trabajando en la fase de respuesta con medidas concretas, ni en el mediano ni largo plazo vinculados a estos aspectos que tienen que ver con la reducción” de estos fenómenos.

En el cierre del diálogo con Andino TV destacó que en el departamento de Malargüe “no hay un mapa de amenazas, y si está la comunidad no lo conoce”, una herramienta necesaria “para reducir nuestras vulnerabilidades”.

Te Puede Interesar