Crisis

Salud: bioquímicos confían en lograr un acuerdo con prepagas

Al igual que otros sectores de la Salud, laboratorios de Mendoza están en crisis. Ahora buscan llegar a un acuerdo con prepagas y obras sociales.

Por Ángeles Balderrama

En medio de la preocupante situación que se vive en torno a la salud, con el cobro de consultas y un conflicto entre prepagas, obras sociales y profesionales de la Salud, aún resta conocer cómo continuará la situación en los laboratorios de Mendoza. Este lunes, kinesiólogos y fisioterapeutas iniciaron un paro por tiempo definido para exigir aumentos en los cobros.

La situación explotó el pasado jueves 31 de agosto, cuando luego de una conferencia de prensa, las asociaciones médicas de Mendoza confirmaron que a partir del 1 de septiembre comenzarían a cobrar las consultas a 6 mil pesos y dejarían de recibir -momentáneamente- las obras sociales y prepagas.

"A pesar de nuestros esfuerzos, nos hemos visto en la necesidad de tomar una medida excepcional. A partir de la fecha informada (1 de septiembre) se establecerá monto mínimo ético de consulta de $6000, diferenciando a psiquiatría con un honorario mínimo de $8.000, debido a la negativa de los agentes financiadores. La viabilidad del sistema y la calidad de la atención están en riesgo", remarcaron.

Esta medida, implicaba además que no se recibirían obras sociales ni prepagas "hasta llegar a un acuerdo en todos los centros médicos y hospitales privados de la provincia".

A cuatro días de su implementación, el Colegio de Kinesiólogos y Fisioterapeutas de Mendoza comenzó un paro por tiempo indeterminado. El objetivo es que se cumpla el arancel mínimo de 3 mil pesos, un monto 50% inferior al solicitado por los médicos.

"Los colegas que brindan prestaciones a empresas de servicios de internación domiciliaria están cobrando $800, $1.000 y el promedio es $1.400. Estamos hablando de atención domiciliaria, o sea que hay que trasladarse hasta el domicilio del paciente con todo lo que eso implica, combustible, mantenimiento del vehículo, si hay que llevar alguna aparatología. Además, gastos de la vida cotidiana. Con un promedio de $1.400, la situación es insostenible", expresó González en diálogo con Medios Andinos.

Laboratorios: ¿Habrá copago?

Desde hace algunas semanas, Sitio Andino sigue la situación de los bioquímicos en Mendoza, quienes expresaron que están "atravesando una de las peores crisis", ya que, dentro del sistema de Salud, son "uno de los sectores que recibe menos presupuesto".

donación de sangre.jpg
Salud: bioquímicos confían en lograr un acuerdo con prepagas

Salud: bioquímicos confían en lograr un acuerdo con prepagas

En ese sentido, Gustavo Yapur, presidente de la Asociación Bioquímica de Mendoza, expresó a este diario que luego de las elecciones PASO, hubo aumentos de hasta el 100% en los materiales que utilizan.

"Dentro de la bioquímica, uno de los gastos más grandes que tenemos son los insumos y el equipamiento, que representa aproximadamente un 80% y es todo dolarizado; no todo representa los honorarios. El tema de los reactivos es inmediato porque después de las PASO aumentaron un 30% o más, y veníamos con aumentos mensuales del 10% o 12%. Los descartables aumentaron un 100%", explicó Yapur.

Bajo ese contexto, Yapur afirmó que no quieren recargar los costos en los pacientes ya que, "si paga 80 mil pesos a una prepaga, no podemos decirle que le tenemos que cobrar un extra de 5 mil pesos".

Pese a ello, durante este lunes por la tarde, desde la ABM confirmaron que se encuentran "en permanente diálogo con las prepagas y obras sociales para encontrar medidas que permitan continuar con las prestaciones a los afiliados".

"Las negociaciones están abiertas y se espera una pronta respuesta de estas instituciones para decidir cómo se continuará", explicaron a Sitio Andino. "Las negociaciones están abiertas y se espera una pronta respuesta de estas instituciones para decidir cómo se continuará", explicaron a Sitio Andino.

Por su parte, indicaron a los mendocinos que hasta el momento continuarán recibiendo obras sociales y prepagas para la realización de estudios clínicos, y asegurando el mantenimiento de la calidad del servicio que requiere la salud de los mendocinos.

Te Puede Interesar