miércoles 30 nov 2022
efectos colaterales

Insumos médicos: la suba de precios y la escasez afectan a los pacientes

La imposibilidad de importar hace que muchos insumos médicos escaseen, lo que deriva en un servicio de menor calidad o más caros. Las cirugías se postergan.

Por Cecilia Zabala 2 de octubre de 2022 - 16:12

Las dificultades para importar productos de distintos rubros afecta también al sector sanitario, que hoy atraviesa problemas para conseguir insumos médicos y una constante suba de precios que termina afectando a los bolsillos de los pacientes y, en muchos casos a la calidad de las prestaciones. Esto se da, por ejemplo, en el sector odontológico, laboratorios, traumatología y oftalmología, entre otros.

La crisis económica, con aumento del dólar y restricciones a las importaciones incluidos, el recorte en la cobertura de algunas prestaciones de obras sociales (principalmente de odontología), que llevan a incrementar los co-seguros o directamente no cubrir ciertos procedimientos, hace que una práctica o tratamiento termine costando mucho más de lo previsto inicialmente y a veces se utilicen materiales distintos a los previstos cuando se consiguen.

Quizás lo que sucede en el área odontológica es lo más visible, pero la situación es transversal a otras especialidades y servicios médicos. Los odontólogos utilizan muchos insumos importados y -como cualquier persona- tiene preferencias por ciertas marcas ya sea por la relación precio-calidad, por las características que ofrecen sus productos, o por lo que sea. Y aquí radica uno de los problemas del sector que se agudizó en los últimos meses.

"Las cosas aumentan todas las semanas y hay muchos insumos que no están entrando, o entran pero con un aumento tremendo", explicó una odontóloga consultada por SITIO ANDINO. Esto fue corroborada por una de las grandes casas de ventas de insumos odontológicos en Mendoza: "Los aumentos son constantes, es todo a precio dólar porque la mayoría de los insumos son importados. No hay regularidad en los ingresos".

"A veces no queda otra que cambiar de marca, y es un inconveniente porque muchas veces se acostumbra a trabajar con cierta marca, que de un día para el otro ya no está más", agregó el profesional consultado.

Falta de insumos odontológicos, odontólogos.jpg
Los inconvenientes para adquirir insumos médicos se siente en distintas especialidades.

Los inconvenientes para adquirir insumos médicos se siente en distintas especialidades.

Claro, en odontología muchos materiales son importados, por eso se registra falta de insumos y elementos, o una discontinuidad, y -por supuesto- están atados al precio del dólar, por lo cual aumentan constantemente. Y esto se traslada a lo que el paciente termina pagando. "Las marcas nacionales son una opción y de muy buena calidad, pero no alcanzan a cubrir la demanda", agregó.

En el sector oftalmológico la situación es "crítica", explicó Enrique Gandolfo, presidente de la Asociación Oftalmológica de Mendoza. "El 100% de los insumos es importado. El problema del faltante se ha agudizado en el último medio año", destacó. Además, cuestionó la falta de un dólar de referencia: "No hay valor de algunos insumos y esto se agrava porque en el mejor de los casos las obras sociales pagan a dos meses. Nos come la inflación común y la inflación en dólares, es increíble", cuestionó.

Por otra parte, Gandolfo señaló que "muchos proveedores no pueden traer insumos ni reactivos para realizar los estudios. Y se traslada el mayor gasto a los pacientes". "Hay obras sociales pagan el 20% de lo que deberían pagar y los afiliados se terminan volviendo presos del sistema", sostuvo.

"Hoy atravesamos el gran problema de que las obras sociales pagan en pesos y varios días después de la compra de los insumos, con lo cual el precio ya quedó desactualizado. Muchas veces, con tal de acceder al tratamiento o la cirugía el paciente decide comprar él mismo el insumo (como las lentes intraoculares) para no tener que esperar tanto, pero en algunos casos ni así se pueden conseguir porque el problema es de mercado", relató.

Gandolfo explicó que muchas patologías se agravan con el paso del tiempo, como aquellas que involucran a la retina, el glaucoma, entre otras. "Si bien el tema de los faltantes farmacológicos viene de hace tiempo, se agravó. Y hoy estamos indicando lo que se consigue en el mercado y no lo que verdaderamente necesita el paciente". "Si bien hay algunos fármacos de industria nocional, que son muy buenos, también hay faltantes porque los laboratorios no dan abasto", agregó el presidente de la Asociación Mendocina de Oftalmología.

"En cuanto a los insumos quirúrgicos, como la aparatología, es un problema gigantesco porque nos está costando mucho mantener la tecnología por los gastos, pero incluso si contamos con el dinero, no está ingresando al país y eso nos dificulta mantener el nivel del servicio", sostuvo Gandolfo.

Otro de los rubros que siente el impacto de las medidas macroeconómicas es el de la traumatología y ortopedia. Por ejemplo "en lo que es traumatología infantil hay cierta demora para conseguir lo insumos, pero se consiguen", explicó un especialista en la materia y agregó: "A veces hay que retrasar las cirugías hasta que los proveedores consiguen los insumos".

En el caso de los laboratorios, atraviesan un problema económico y no de abastecimiento. "Por el momento la situación es normal, con los aumentos que da la inflación. Algunos productos importados están con problemas de entrega, y los importadores aducen problemas con el dólar al momento de importar·, explicó Gustavo Yapur, presidente de la Asociación Bioquímica de Mendoza. Sin embargo, aclaró que no faltan reactivos.

"Se compra por licitación, no hay falta de insumos, pero los precios se fueron a las nubes, está todo carísimo y se compra menos", explicaron desde el laboratorio de un hospital privado de Mendoza.

Te Puede Interesar