viernes 12 ago 2022
sin solución

Salud: anestesiólogos reclaman en la justicia internacional

Este conflicto de la salud va escalando y los médicos recurrieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Hay miles de cirugías suspendidas

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Cecilia Zabala 26 de junio de 2022 - 14:26

El conflicto entre el Gobierno y los anestesiólogos llegó a esferas internacionales, donde los médicos esperan que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos les dé la razón en esta pelea, que deja como saldo a miles de mendocinos sin las cirugías que necesitan. Esta es una de las aristas de la crisis en la salud que advierten los trabajadores.

Sucede que el Ejecutivo advirtió a los 68 profesionales que renunciaron a prestar sus servicios en los distintos hospitales públicos de Mendoza desde el 1 de abril, en reclamo de un incremento en el valor de las prestaciones; que les iniciarían sumarios hasta llegar a la quita de la matrícula si no retomaban sus trabajos.

Es que los anestesiólogos contratados presentaron masivamente sus renuncias y no lograron un acuerdo con el Gobierno para volver. Ante el inconveniente que esta fuga significó para el sistema de salud público, sancionaron la ley que, entre otras cosas, le permite al Ministerio de Salud suspenderles la matrícula a aquellos que se resistan a volver a ejercer en sus puestos públicos.

Esto, sostienen los anestesiólogos es inconstitucional y atenta contra el libre ejercicio de la profesión. Por eso los Anestesiólogos Autoconvocados acudieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Washington, Estados Unidos, en donde plantearon que el Estado Mendocino los está llevando al trabajo forzado, bajo un concepto de “emergencia”, que para ellos es “erróneo y tergiversado”.

La presentación se hizo ante la Relatora Especial sobre los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales, Soledad García Muñoz. "Existen múltiples violaciones a los derechos humanos, entre ellas a la libre elección del trabajo, la falta de garantías de acceso a la salud por las condiciones que se generan a los trabajadores, entre otras", destacó Arturo Salassa, vocero de Anestesiólogos Autoconvocados.

"El Gobierno debería dar soluciones a la ciudadanía y a los trabajadores. Esto se solucionaba con diálogo, no con amenazas y hostigamiento", agregó.

FV4JFZwWIAIxmtM.jpg

El argumento de los médicos es que esta situación resulta una violación flagrante de los derechos humanos consagrados por la Convención Americana y viola el art. 41 del Pacto de San José de Costa Rica que, como todo tratado internacional, tiene jerarquía constitucional en Argentina.

“Como ha sucedido en otras oportunidades, este Estado Provincial ya sido encontrado responsable internacionalmente por las violaciones a los derechos humanos de nuestra población, en clara respuesta de una actitud indiferente hacia tales principios superiores”, señala el comunicado.

Otro reclamo, en la justicia provincial

En tanto, la Asociación Mendocina de los Profesionales de la Salud (Ampros) interpuso una acción de inconstitucionalidad en contra de la Ley 9.391. Lo hizo en la Sala 2 de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia. Además solicitó la inaplicabilidad de la misma en virtud de la insalubridad que roza con el trabajo esclavo hacia estos profesionales de la salud.

“LaLegislatura autorizó al Ministerio de Salud a precarizar, sancionar, desgastar física y psíquicamente a profesionales especialistas anestesiólogos que se encuentran comprendidos en el CCT Ley 7759, destruyendo la normativa que regulaba las condiciones de trabajo y produciendo un retroceso de las mismas”, sostuvo desde la entidad gremial, Claudia Iturbe, secretaria general.

“El primer agravio es una violación a los derechos constitucionales. Es evidente el retroceso en los derechos de los trabajadores”. “El segundo es la irrazonabilidad de la norma. La arbitrariedad de la medida adoptada y el derecho a la libertad de elegir y decidir. La reglamentación no habla de cómo será el pago”, advierte Ampros.

Además, señala que no existe una pauta clara de cómo se abonarán esas horas, la limitación de la jornada laboral, la regulación patronal y el régimen de asistencia”, teniendo en cuenta la complejidad de su trabajo, la responsabilidad profesional y el derecho a percibir una remuneración.

Problema que se extiende

En tanto, desde el sector privado advirtieron que las inhabilitaciones del ejercicio de la especialidad generarán un perjuicio directo sobre las prestaciones del servicio en este subsector.

Analizan suspender cirugías.
La cirugías programadas que fueron suspendidas superan las 6.000.

La cirugías programadas que fueron suspendidas superan las 6.000.

Aseguran que las suspensiones de las cirugías, que en el sector público mendocino ascienden a 6.000, podrían repetirse en esos establecimientos.

"Esta medida tendrá un impacto sin precedentes, ya que 65 de los 68 médicos anestesiólogos pasibles de suspensión de matrículas, desarrollan actividades profesionales en el subsector de salud privado provincial, circunstancia esta conocida y subestimada por el Ministerio que promueve las sanciones. Funcionarios responsables de resguardar la salud de todos los mendocinos, tanto en las instituciones públicas como las privadas", destacaron los prestadores en un comunicado.

Asimismo, advierten que los puestos laborales que se den de baja por los sumarios "no podrán ser cubiertos por los restantes profesionales, dejando un gravísimo vacío asistencial con un incalculable daño a la población que debe resguardar el mismo Estado".

Te Puede Interesar