Ley Ómnibus

Retenciones al vino: siguen las críticas en Mendoza por el perjuicio a la industria

Diferentes sectores rechazan las retenciones al vino reimpuestas con el proyecto de ley ómnibus de Javier Milei.

Las críticas por el impacto que la reimposición de las retenciones vino generarán en las economías regionales continúan en la provincia de Mendoza, debido al perjuicio que se producirá en las exportaciones.

El proyecto de Ley "ómnibus" ("Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos") devolvió los derechos de exportación a las economías regionales y entre las que se vio afectada por la medida se encontró el vino.

Así, en el artículo 205 de la propuesta se fija en un 8% la alícuota de derecho de exportación para todas las mercaderías correspondientes al complejo vitivinícola y, en los últimos encuentros que se realizaron en el Congreso para debatir los alcances de la norma, el oficialismo no dio el brazo a torcer.

"Es un impuesto distorsivo. No existe en el mundo una imposición que grava a la exportación. Si bien se cambió el modo, para nuestras economías regionales es atroz", consideró en conversación con TVA el presidente de la Sociedad Rural de Valle de Uco, Mario Leiva.

VDU Duras expresiones de la Sociedad Rural acerca de las retenciones a las exportaciones

En ese sentido, aseguró que "la retención a la soja es directa al producto, pero en una caja de vino se le retenía a todo y ahora es por el volumen, en definitiva es lo mismo. La paga el productor".

José Pedro Gómez, de la Específica de Bodegueros de la Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria de San Rafael, expresó que "el tipo de cambio ha mejorado sustancialmente, pero el vino viene muy retrasado. Vamos a pagar una retención mucho sobre insumos, sobre lo que no producimos nosotros. En el proyecto de ley se estipula que va a ser transitorio, pero esperamos que no sea transitorio como el impuesto al cheque".

RETENCIONES AL VINO: PREOCUPACIÓN EN EL SECTOR

El gobernador Alfredo Cornejo ya se había manifestado en contra de la reimposición y buscará en las negociaciones que mantiene con el Ejecutivo lograr dar marcha atrás a la medida. "Es un pésimo impuesto que reimplantó el kirchnerismo y las bajó en setiembre (de 2023) en el marco del Plan Platita”.

Hay un tipo de cambio muy por encima por lo que no afecta tanto, pero por los costos de producir vino, si no se frena la inflación, van a terminar equilibrados de vuelta en marzo. Si se compara con la soja, es una pésima decisión”, sostuvo.

Te Puede Interesar