Pelea contra el gravámen

Del Congreso a las redes, la militancia "anti-retenciones" al vino

Coviar y Bodegas de Argentina pidieron a legisladores eliminar el artículo del DNU que restablece el tributo de 8%. Campaña en redes sociales sobre su impacto.

Por Miguel Ángel Flores

En medio del encendido debate por la reforma tributaria, laboral y financiera que plantea el DNU de Javier Milei y también la "ley Ómnibus", la industria del vino planta bandera en su cruzada "anti-retenciones" del 8% sobre exportaciones del sector que incluye la megainiciativa del Gobierno nacional. Esta vez, en el Congreso nacional.

Tras una primera reunión con el secretario de Agricultura Fernando Viella, el segundo round para la vitivinicultura fue una maratónica reunión que mantuvo la cúpula de Coviar (Corporación Vitivinícola Argentina) con legisladores que se preparan para discutir las medidas en distintos Comisiones. Sobre todo para justificar su rechazo al cobro de derechos de exportación y lograr su apoyo.

En paralelo, si bien también hubo contactos con parlamentarios, desde Bodegas de Argentina, otras de las entidades que "milita" la causa, activaron el camino de la concientización vía redes sociales.

"Fue positiva por la presencia en cantidad, con más de 20 legisladores, y representatividad regional, entre Mendoza, San Juan, Catamarca, Salta, La Rioja, Neuquén y Río Negro, como provincias productoras. Creo que hubo consenso unánime más allá de los distintos espacios políticos sobre el porqué no a las retenciones" señaló el gerente de Coviar, Carlos Fiochetta, tras el encuentro de casi 3 horas.

Durante el mismo, los legisladores vieron una presentación del Observatorio Vitivinícola Argentino con números para explicar las razones de evitar el gravámen a la vitivinicultura, que había sido eliminado en setiembre. Con esa información como fundamento, disputados y senadores de comprometieron a pelear para quitar el artículo del DNU en el trabajo a realizar por las 4 comisiones constituídas que lo tratarán.

Argumentos técnicos y señales políticas

En una suerte de clase magistral sobre el impacto de las retenciones en la economía regional, estadísticas del Observatorio fueron desgranándose a modo de información técnica útil a la hora del debate parlamentario.

Un dato que sirvió para dimensionar el alcance del nuevo impuesto es que, comparativamente, con una alícuota del 8% la vitivinicultura terminaría por tributar al fisco, por hectárea, tanto como el 33% a aportar por las exportaciones de soja.

De paso, se remarcó otro: que, en un contexto de derrumbe de las ventas de vino al exterior (cayeron 30% el último año) la industria podría aportar en concepto de retenciones u$d 60 millones, lo que representa apenas 0.005% del gasto público.

Esa información se llevaron figuras de peso de Unión por la Patria y del último Gobierno, como el senador misionero José Mayans y el neuquino y ex funcionario Oscar Parrilli.

Pero hubo una presencia que no pasó desapercibida para los fines de la vitivinicultura: la de Juan Carlos Pagotto, senador por La Rioja de la fuerza oficialista LLA (La Libertad Avanza). Es que, además de ser reconocido como un conocedor de la problemática de la industria en su provincia, Pagotto es cercano a su coterráneo y titular de la Cámara de Diputados, Martín Menem.

Con todo para Coviar no hay un plan B en caso de negociación. Según Fiochetta "la situación actual de la vitivinicultura amerita un esquema de retenciones cero. Para eso es importante hacer docencia con los legisladores, porque hay muchos nuevos y otros tantos de provincias donde la producción vitivinícola no tiene tanto peso aún".

Frente común

Como pocas veces en los últimos años, el sector productivo y los legisladores nacionales por Mendoza, sin diferencias, se abroquelaron en defensa del interés común.

De hecho, representantes de la provincia en el Congreso, convocados por Coviar, manifestaron en la reunión su rechazo a las retenciones.

"Dejamos clara nuestra postura: ni el vino ni ninguna economía regional debe pagar permisos de exportación", señaló la senadora Anabel Fernández Sagasti luego de la reunión que junto a Coviar mantuvieron varios de sus pares, incluídos de las provincias productoras.

Para Sagasti, el DNU de Milei es "nulo e inconstitucional", y al mismo tiempo "perjudica y discrimina a Mendoza. La producción de vino no solo genera empleo, sino también exportaciones con valor agregado y forma parte de la cultura y la idiosincrasia de las provincias de Cuyo".

También participaron los diputados por Cambia Mendoza, Pamela Verasay y Lisandro Nieri, que se expresaron en igual sentido.

"Nos reunimos a fin de diagramar una estrategia conjunta para defender la suspensión del pago. La retención del 8% es una medida desfavorable para la industria del vino", expresó Verasay, no sin enumerar algunos efectos, como la pérdida de competividad y de puestos de trabajo, además detracción de mercados internacionales y menor ingreso de divisas en dólares.

También en redes sociales

En línea con la postura crítica que manifestara antes de fin de año, Bodegas de Argentina endureció su militancia contra la medida. Ya había empezado a hacerlo al asegurar que "las retenciones al vino agravarán al extremo la mala situación de las exportaciones".

Ahora lo hace visibilizándola con una campaña en redes sociales tendientes a concientizar sobre el perjuicio de volver a pagar el tributo, ésta vez con una alícuota del 8%.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FC17GQKxL7qW%2F%3Futm_source%3Dig_web_copy_link&igsh=MzRlODBiNWFlZA%3D%3D&img_index=1&access_token=EAAGZAH4sEtVABOxQFv3S2q8Fdnq6DvZAghdxt8rDjQl5XvXCoEEZAhUWQzCKZCJxIZBymRbcgjKsMcY7SUEbHd91yZCftkNWKqfWwIjCyCaS5m7d6ZAR1blR9k5suWExwCrFGBMIcj5juZCVbbZCHiJ8tLlYybu0zCv3yt9DyvzCHKDjbLb71eZAv1bWY29gnnaqXZBN2FfKwZDZD

Como Coviar pero por su cuenta, directivos de Bodegas de Argentina también se reunieron tanto con legisladores como con figuras reconocidas de la política.

Entre otros puntos, la campaña hace foco en varios perjuicios. Por ejemplo, para BA volver a pagar derechos "acentuará la caída de las ya mermadas ventas al exterior, que en el último año decrecieron 30%", y a la vez significa "entregar al estado un mes completo de ingresos por exportaciones".

Entre otras, Margarita Stolbizer, lider del GEN, sintonizó con las críticas y dió su apoyo. Sobre todo luego de considerar que la cantidad de aspectos que aborda la reforma (entre otras tantas, reponer un tributo que se había eliminado como el de las retenciones) "roza lo absurdo".

Te Puede Interesar