Auditoría

Milei contra los fideicomisos: los fondos que maneja Grabois y la pata mendocina

Es un fondo de $300 mil millones para urbanizar villas miseria. Que dice la auditoría del Gobierno del fideicomiso.

En medio de su cruzada anti-fideicomisos, el gobierno de Javier Milei puso la lupa en una multimillonaria caja que manejaba una dirigente que responde a Juan Grabois, referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y ex precandidato presidencial de Unión por la Patria.

Se trata de un fideicomiso de más de $300.000 millones al año conformado por BICE Fideicomisos, y denominado como Fondo de Integración Socio Urbana (FISU). Su gestión estuvo en la órbita de responsabilidad de dos dirigentes de Mendoza, ex funcionarios del Gobierno anterior.

La Subsecretaría de Integración Socio Urbana investiga ahora el FISU, que se financia con el 9% del impuesto PAIS. Recursos que ingresan al FISU "por goteo", a razón de unos u$d 2 millones diarios.

Esos fondos son destinados a obras de urbanización de unos 6.200 asentamientos inscritos en el Registro Nacional de Barrios Populares (ReNaBaP). Solo en 2023 a ese fondo se le adjudicaron 59.929.

Si bien por ahora, en el análisis de los números y documentos, el Gobierno no halló hasta ahora irregularidades evidentes. En su momento, el mendocino Jorge Tanús estuvo al frente de BICE Fideicomisos, en el que se desempeñaba también Gabriela Lizana, quien fuera además parte del equipo del ex ministro de Economía Sergio Massa y hoy es diputada provincial de Unión por la Patria.

Los movimientos sociales peronistas agrupados en la Unión Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), continuadora de la CETEP de Juan Grabois, fueron las más beneficiadas con esos aportes a través de sus cooperativas para realizar las obras más pequeñas de urbanización.

El Registro Nacional de Barrios Populares también estaba a cargo de Fernanda Miño, ya que era la titular de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Hábitat, y tenía al Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) como fiduciario.

Según trascendió, Milei quiere modificar la distribución de la recaudación del Impuesto País. Así, el fideicomiso de Grabois pasaría de recibir 9% de la recaudación total a sólo el 0,3%.

De acuerdo a una investigación del diario Clarín, en el período 2020-2023 Grabois manejó directa o indirectamente u$d 244 millones.

Qué dice la auditoría al fideicomiso

Si bien la auditoría aún está en proceso, se estima que las cooperativas de Grabois y otros piqueteros, como Emilio Pérsico, el líder del Movimiento Evita, se beneficiaron con unos 24 mil millones de pesos los últimos cuatro años. Hasta ahora, la auditoría no encontró hechos de corrupción” al menos evidentes, agregaron los funcionarios de La Libertad Avanza.

Desde la creación del FISU se realizaron 1.278 obras de integración en barrios populares, y alcanzaron 5.060 asentamientos con obras de vivienda en los que se realizaron 6.517 intervenciones. El monto total fue de casi $500 mil millones distribuidos en casi l 70% a “organizaciones de la sociedad civil”.

La auditoría puso la lupa en que un gran porcentaje de las obras fueron veredas y cordones, que los contratos (como también licitaciones de alimentos y medicamentos oncológicos) fueron dirigidos, en este caso, por cooperativas vinculadas a los movimientos sociales de la UTEP.

Según pudo saber Infobae, a partir de hoy se constituirá el Comité Ejecutivo del FISU y estará precedido por Sebastián Pareja, un hombre de estrecha confianza del Presidente, ya que era su armador político en la provincia de Buenos Aires.

Finalizada la auditoría que supervisa el destino de los miles de millones de pesos destinados a esas obras y en las que intervienen empresas y cooperativas piqueteras, la intención de Pareja (sucesor de Miño) es pagar, si todo está en orden, la totalidad de los certificados pendientes del año 2023, cuya documentación implica unos $20.000 millones.

El Fideicomiso en sí continúa, en principio lo que han cambiado son cuestiones de administración general. Reducción de personal, a partir del decreto del Presidente de la Nación, algo general a toda la Administración Pública Nacional. Y después seguramente habrá algún direccionamiento distinto respecto de la decisión política que me corresponde. En lo sustancial, en principio no hay ninguna modificación”, reconoció Pareja en declaraciones radiales.

Y agregó: “La auditoría, hasta ahora, no hay manejo discrecional. Después si el agente X, que hizo un viaje para hacer una inspección de obra, no fue a la obra, pasa por otra cuestión. Pero no, desde el FISU, no disponemos el dinero para pagar viáticos”.

El Fondo de Integración Socio Urbana fue creado por el Decreto 819/2019 al final del gobierno de Mauricio Macri por la ley 27.453, y “tiene como objetivo principal el financiamiento de proyectos de integración socio urbana para los Barrios Populares que se encuentren inscriptos en el Registro Nacional de Barrios Populares y la creación de lotes con servicios”, según se describía en la página web del ex ministerio de Desarrollo Social.

Dentro de los 29 que Javier Milei quería eliminar está el fideicomiso del FISU, hecho que aun el presidente no puede modificar por decreto. Para Milei estos fondos son una “caja negra” que tiene escasos o nulos controles y que fue defendido a capa y espada por “la casta” para no perder sus “privilegios” que obtienen a través de ellos. (Fuente: Infobae-Perfil-Clarín).

Te Puede Interesar