Fondos fiduciarios

Milei quiere eliminar los fideicomisos por decreto

"Si los tengo a tiro de decreto, anotalo, porque son boleta", afirmó el presidente Javier MileiI en relación a los fideicomisos.

Tras su regreso de Roma, el presidente de la Nación, Javier Milei, anunció públicamente que eliminará por decreto los fideicomisos. La declaración está asociada a la negativa que recibió en el Congreso sobre uno de los puntos claves de la ley ómnibus.

“Si los tengo a tiro de decreto, anotalo, porque son boleta”, afirmó Milei en relación a los fideicomisos.

Los gobernadores, y otros sectores se opusieron con fuerza a la aprobación del inciso “h” del artículo 4° del proyecto que le otorgaba al mandatario el poder de “transformar, modificar, unificar o eliminar asignaciones específicas, fideicomisos o fondos fiduciarios públicos creados por normas con rango legal, inclusive los destinados a subsidios, revisar su procedencia y destino para lograr una mayor racionalidad, eficiencia, eficacia, transparencia y control del uso de recursos públicos”, según informa Infobae.

El fracaso en el tratamiento de la Ley Ómnibus en el parlamento le impidió al mandatario nacional -al menos por ahora- manejar a discreción los $1,5 billones distribuidos a través de, al menos, 29 fideicomisos.

Qué es un fideicomiso

Técnicamente, un fideicomiso es un instrumento legal que involucra a tres partes clave: el fideicomitente, el fiduciario y el beneficiario. El fideicomitente transfiere ciertos activos o propiedades al fiduciario, quien los gestiona de acuerdo con los términos establecidos en el contrato del fideicomiso. El beneficiario es la parte que eventualmente se beneficiará de los activos del fideicomiso.

En términos más simples, el fideicomiso representa un mecanismo legal que separa la propiedad legal de los activos de su control económico y beneficio. A través de este acuerdo, se crea una estructura que permite la transferencia de bienes de un propietario a un gestor designado, quien los administra en beneficio de terceros, los beneficiarios.

Su aplicación para el manejo de fondos públicos, según entienden quienes se oponen a su utilización en ese ámbito, tiene muchos menores controles que las partidas que integran el Presupuesto. Por lo tanto, su funcionamiento es mucho menos transparente que el gasto público habitual de las reparticiones del Estado, aprobado por el Congreso y con instancias de auditoría que los fondos fiduciarios no poseen.

Para qué sirve un fideicomiso

Los fideicomisos tienen una amplia gama de aplicaciones. Entre las más comunes, en el ámbito privado, se destaca la planificación patrimonial. Los fideicomisos se usan para garantizar la transferencia eficiente de activos y propiedades a herederos designados, evitando problemas de sucesión y reduciendo la carga fiscal.

También se usan para la protección de bienes (los activos pueden protegerse contra posibles litigios, acreedores y reclamaciones, brindando una capa adicional de seguridad) y la administración de activos.

Asimismo permiten la gestión profesional de activos, especialmente en situaciones en las que los beneficiarios son menores de edad, incapaces o desean delegar la responsabilidad a un fiduciario experimentado.

Los principales fideicomisos de Argentina

Existen en la actualidad 29 fondos fiduciarios que concentran un presupuesto anual estimado en $1,5 billón, equivalente a cerca de 2 puntos porcentuales del Producto Bruto Interno (PBI) del país, según datos de la Secretaría de Hacienda del Ministerio de Economía de la Nación y la Oficina de Control del Presupuesto del Congreso.

Los pocos datos oficiales disponibles sólo muestran que 24 de esos fondos transfirieron $1.025.816.922.615 pesos (es decir, poco más de 1 billón de pesos) durante los primeros nueve meses de 2023.

En lo que para muchos es una "caja negra" de la política hay de todo: los que financian obra pública hasta los que vienen de subsidiar el precio del trigo y hasta el archiconocido programa Procrear.

Es una lista extensa que incluye, entre los principales:

  • Procrear (Programa de Crédito Argentino): programa de construcción de viviendas.
  • Fondep (Fondo de Desarrollo Productivo): subsidia tasa para inversiones productivas
  • CreAr (Crédito Argentino): financia proyectos de monotributistas y pymes
  • Fondo de Infraestructura Hídrica
  • Fideicomiso de Integración Socio Urbana (FISU):
  • Fondo de Manejo del Fuego:
  • Fondo Estabilizador del Trigo Argentino: subsidió el precio del insumo para amortiguar el precio de la harina y el pan
  • Fondo para el Desarrollo Provincial:
  • Fondo para la Recuperación de la Actividad Ovina

Te Puede Interesar