Lo que dejó el paso del presidente

El limbo en el que quedó Llaryora por el acto militante de Milei en Córdoba

No satisfizo ni a propios ni extraños. Recibió críticas del peronismo por “colaborar” y silbidos de los libertarios. Frente al Cabildo hubo unas 5 mil personas.

Del acto con la mayoría de los gobernadores firmando un documento fundacional denominado “Pacto de Mayo” poco quedó en la actividad prácticamente militante que encabezó el presidente Javier Milei ayer en la provincia de Córdoba.

El Jefe de Estado llegó con toda la tropa libertaria y fue acompañado por unas 5 mil personas frente al Cabildo provincial, que presenciaron un discurso donde apeló a todos sus clichés, en un terreno donde se siente cómodo.

LLARYORA-MARTIN.jpg
El gobernador de la provincia de Córdoba, Martín Llaryora

El gobernador de la provincia de Córdoba, Martín Llaryora

Quien sí mostró incomodidad, pese a que se encargó de sonreír cada vez que lo enfocaban, fue el mandatario cordobés y anfitrión, Martín Llaryora. Es que el dirigente local quedó en un limbo, donde fue todo pérdida.

En primer lugar, Milei desestimó su propuesta de realizar un acto institucional en el marco del 214 aniversario de la Revolución de Mayo. Si bien no hubo críticas del presidente al gobernador, sí se expuso este último a una lluvia de silbidos y abucheos de los militantes libertarios.

Y en su carrera por ser el nuevo representante del peronismo en 2027 tampoco quedó bien parado. Desde distintos sectores de su partido cuestionaron la “colaboración” del cordobés al líder libertario.

Además, quedó expuesto por el accionar de la Policía ante las protestas en el aeropuerto que encabezó ATE para repudiar la visita presidencial, ya que las imágenes de la represión recorrieron todo el país.

protesta en Córdoba por la visita de Javier Milei el 25 de mayo.jpg
Hubo piquetes en Córdoba por la visita de Javier Milei a la provincia

Hubo piquetes en Córdoba por la visita de Javier Milei a la provincia

Lo que no quedó claro, y seguramente se sabrá en los próximos días, si al menos el gobernador pudo avanzar con el oficialismo nacional en su reclamo por el envío de los recursos para cubrir el déficit de la Caja de Jubilaciones de Córdoba, que es una de las jurisdicciones que se hace cargo de su sistema previsional.

Por último, se llevó un palo “de arriba” del presidente, cuando este señaló que “el ciclo del fracaso terminó” y apuntó contra lo que denomina “la casta”: “Entiendo que para los protagonistas de ese ciclo es difícil aceptar la caída de ese antiguo régimen, incluso entiendo que les cuesta imaginar un lugar en la nueva Argentina; nosotros lejos de perseguir vendettas, tenemos un solo interés, el de la mayoría que eligió vivir en libertad".

Te Puede Interesar