Análisis

Javier Milei navega entre el cinismo y la extorsión política

Javier Milei acumula dosis de cinismo en sus declaraciones y vuelve a extorsionar a gobernadores y la sociedad con la aprobación de la Ley ómnibus.

Por Marcelo López Álvarez

La última imagen del presidente Javier Milei antes de la celebración del 25 de Mayo en la Provincia de Córdoba fue mentirle “al campo” en la cara y asegurar que no hay hambre y la gente llega a fin de mes porque -si no- habría gente muerta en las calles.

El cinismo en su máxima expresión.

Parece quedar claro que cuando Javier Milei tiene que responder o hablar en ámbitos “no controlados” desbarranca con la misma facilidad que cuando toma medidas de gobierno creyendo que está manejando un simulador y no un país real.

Javier Milei y las mentiras al campo

La idea presidencial que maneja y habla sobre un simulador o un juego de Gobierno y no sobre la realidad que le toca conducir quedó en evidencia en su visita al predio de la Sociedad Rural para recorrer rápidamente la Expo Angus de Otoño e improvisar unas palabras ante los productores de la Asociación Argentina de Angus (AAA) y algunos asistentes a la muestra.

Allí el Javier Milei sin libreto le mintió en la cara a los productores que aplaudían y sonreían (esperemos que por protocolo y educación y no porque le creyeran).

Ante los productores de la raza mayoritaria del rodeo bovino nacional prometió -una vez más- el levantamiento del cepo. “Así como hemos trabajado en el mercado de cambios para terminar con la brecha (...) también estamos trabajando fuertemente para eliminar el cepo”, señaló. La realidad es que, excepto que Milei decida hacer una prueba de simulador (con riesgos interminables), el levantamiento de las restricciones parece lejos.

Los dólares no aparecen ni por financiamiento internacional, ni por la liquidación de los granos. Un informe de Coninagro de esta semana señala que la liquidación apenas llega al 35% de la cosecha, el nivel más bajo en los últimos 6 años.

Foto 05.jpg
Javier Milei en la Rural durante la exposición de Angus. En 24 horas prometió dos veces la tarea imposible de levantar el impuesto PAIS que el mismo aumento.

Javier Milei en la Rural durante la exposición de Angus. En 24 horas prometió dos veces la tarea imposible de levantar el impuesto PAIS que el mismo aumento.

Por otra parte aseguró que avanzará con la eliminación del Impuesto PAIS -que ni bien asumió lo incrementó en 10 puntos- y después con las retenciones para que “el campo sea totalmente libre”. Evidentemente el “especialista en crecimiento con o sin dinero” está perdido con los números de la recaudación tributaria. No hay posibilidad alguna, en el contexto del plan de ajuste que lleva adelante el Gobierno, que alguno de los dos impuestos sea levantado. La caída en términos reales de la recaudación en el mes de abril fue del 18% y si no fue mayor fue precisamente por el PAIS y mayo tendrá una performance aceptable por los derechos de exportación.

Javier Milei, sin alma

Javier Milei cerró su gira por el predio de la Sociedad Rural de la peor forma, con una respuesta inentendible al colega del Canal IP que le consultó por los alimentos almacenados y la situación de millones de argentinos que no llegan a fin de mes.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://x.com/_IPNoticias/status/1794158954454405418&partner=&hide_thread=false

La respuesta de Milei no sorprende, ni es insólita. Es un Milei auténtico, el que durante su instalación en la política proponía el comercio libre de órganos, jugueteaba con la venta de niños y aún hoy sigue asegurando que el Estado es una asociación criminal.

La respuesta del gobierno con dos o tres versiones distintas, según a quien se le preguntará, sobre el porqué -con emergencia alimentaria y serias complicaciones climáticas en regiones de nuestro país- existen cinco millones de kilos de alimentos amarrocados en galpones, son otra muestra del aislamiento absoluto de la realidad y de también cierto grado de perversidad que ello conlleva.

Javier Milei, la perversión de la extorsión

La recordación del 25 de Mayo en el Cabildo de Córdoba, aparte de demostrar (una vez más) la ignorancia histórica de este gobierno y sus funcionarios se transformó en un nuevo acto de extorsión del Presidente a gobernadores y dirigentes de nuestro país.

Desde la provincia que imaginó como sede de un pacto que fracasó con todo éxito, Milei volvió a extorsionar a propios y extraños condicionando cualquier tipo de firma de acuerdos o diálogo a la aprobación de la Ley ómnibus o Bases super reducida y el paquete fiscal que trata el Senado.

Solo con esa condición se comprometió a bajar el Impuesto PAIS que él mismo subió y sentar en una mesa para dialogar y pensar la Argentina a los actores de la sociedad, claro que con sus reglas; la Ley Bases.

“Cuando estén sancionadas la Ley Bases y el paquete fiscal, el Poder Ejecutivo Nacional creará el Consejo de Mayo para completar esta sagrada tarea" Milei no da una definición de cual es la sagrada tarea. Por el hilo del discurso parecería que es la inflación, pero el Presidente no explica, ni quiere (¿Ni sabe?) discutir una vez que se baja la inflación qué se hace. Cómo se pone en marcha la economía, cómo se recuperan los ingresos o el aparato productivo.

No hay convocatoria al debate por una sencilla razón, no es el plan. La idea de gobierno de Javier Milei solo contempla la consolidación de un modelo de profunda desigualdad y un país proveedor de materias primas. Espejitos por Oro, nada nuevo.

Quizás por eso Milei eligió para “celebrar” el de 25 de Mayo en el atrio y los balcones del Cabildo que no reconoció la proclama del Cabildo Buenos Aires y se puso a disposición del Virrey del Perú, que casi como una jugarreta de la historia se llamaba Abascal…

Te Puede Interesar