este miércoles

El Gobierno tendrá la primera reunión oficial con la CGT

El ministro del Interior, Guillermo Francos, citó a los dirigentes cegetistas para mañana a la tarde en la Casa Rosada.

Se trata del primer encuentro entre el Poder Ejecutivo y la CGT de manera oficial, desde el inicio del mandato del presidente Javier Milei, el 10 de diciembre pasado.

El triunviro cegetista advirtió en las últimas horas sobre una posible nueva movilización con paro. La primera fue el 24 de enero pasado.

El encuentro será a “agenda abierta”, aseguran en ambas partes, aunque uno de los temas sobre los que más se avanzó en encuentros reservados entre Francos y el sector dialoguista de la CGT es sobre el nuevo impulso a la reforma laboral de Javier Milei, que ahora podría ser incluida en la Ley Bases, a partir de un proyecto de la UCR, pero sin dos de los puntos que más irritan al sindicalismo, como la limitación de las cuotas solidarias y de la ultraactividad de los convenios colectivos.

Al encuentro en la Casa Rosada irían los cotitulares de la CGT Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio), más el secretario adjunto, Andrés Rodríguez (UPCN), y dirigentes como Gerardo Martínez (UOCRA), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Jorge Sola (seguro) , aunque se descuenta que no concurrirá Pablo Moyano (Camioneros), irreductible contra el Gobierno.

La relación entre el Poder Ejecutivo y la CGT se tensó no solo tras la fuerte devaluación de diciembre, sino también por la implementación del DNU 70/2023, que tocó fibras sensibles en las sindicatos como las contribuciones y aportes obligatorias, más un intento de reforma laboral.

El domingo, en diálogo con Radio Rivadavia, Francos apuntó contra Pablo Moyano al sostener que los “argentinos deben estar cansados de escuchar este tipo de bravuconadas”, luego de que el dirigente Camionero amenazara con parar la actividad.

“Si toman medidas que interrumpen el transporte, y están vedadas por el código penal, habrá consecuencias. Si se hacen cosas ilegales se va a actuar con todo el peso de la ley”, sumó el titular de la cartera.

El sector más combativo de la CGT impulsa un paro general antes de la movilización a la Plaza de Mayo proyectada para conmemorar el Día del Trabajador, el 1° de mayo, pero la fracción dialoguista es partidaria de concretar una huelga recién después de esa concentración callejera para “medir la fuerza real” del malestar de los trabajadores contra las políticas dispuestas por el Gobierno.

Te Puede Interesar