tensión en el senado

El duro cruce entre Cristina Kirchner y Martín Lousteau

Cristina Fernández de Kirchner y Martín Lousteau protagonizaron un duro encuentro que revivió viejas peleas por la famosa Ley 125. Qué dijeron, en la nota.

La vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, y el senador de la UCR, Martín Lousteau, protagonizaron un intenso cruce en el Senado, reviviendo antiguos rencores del segundo gobierno kirchnerista.

El encontronazo se dio en el marco de la exposición del ministro de Defensa, Agustín Rossi, ante los senadores. En medio de la sesión, Lousteau le reclamó a la expresidenta que debía aprender economía, a lo que Fernández de Kirchner respondió con ironía: "Me enseñaste vos con la 125".

Embed

Un cruce que se remonta hace 15 años atrás

El enfrentamiento entre ambos políticos se debe a la Resolución 125, una iniciativa del gobierno kirchnerista en el 2008 para aplicar retenciones móviles a la exportación de granos, que generó un fuerte descontento en el sector agropecuario y una crisis política sin precedentes. Lousteau era Ministro de Economía en aquel entonces y Cristina Kirchner la presidenta.

Durante aquellos días se vivieron jornadas de alta tensión en el país, con manifestaciones y protestas en contra de la medida, que incluso llevaron a la participación de la justicia y las fuerzas de seguridad, con detenciones y acusaciones por parte del gobierno de violaciones a las leyes de abastecimiento por parte de las entidades rurales.

Las protestas se intensificaron a tal punto que el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, debió renunciar a su cargo luego de la derrota legislativa. Lousteau, por su parte, también dejó su cargo como ministro de Economía y fue reemplazado por Carlos Fernández, antes de que la resolución llegue a debatirse en los recintos de ambas cámaras.

La votación en el Senado quedó empatada, con la botonera a cargo del entonces vicepresidente Julio Cobos, quien sorpresivamente votó en contra del proyecto, lo que significó su caída y quebró la relación entre las dos autoridades máximas del Poder Ejecutivo.

La ironía de la vicepresidenta dejó en claro que aquella discusión aún sigue generando tensión entre ambos. Una tensión que marcó un hito en la historia política argentina y que aún resuena en el presente.

Te Puede Interesar