Investigación

Rivadavia: mató a su hermano a golpes y cayó en una finca

Felipe Olguín (72) fue capturado el domingo por estar señalado de matar a su hermano, Alberto Olguín (81), en una finca de calle Martínez. Lo atacó el jueves.

Por Hernán Adrover

Un hombre de 72 años quedó detenido este domingo por estar sindicado de matar a golpes a su hermano en una finca en el departamento de Rivadavia. El supuesto autor atacó a golpes durante una discusión a Alberto Olguín (81), quien quedó internado en gravísimo estado por las lesiones que sufrió en la cabeza. En un primer momento, el armo había dicho que la víctima se había caído pero, con la declaración de un familiar, confirmaron que él había sido el homicida.

Todo se inició el jueves en horas de la tarde cuando una persona llamó al 911 y explicó que habían encontrado malherido a Alberto Olguín en la Finca Morón, ubicada en la calle Martínez s/n de Junín. Felipe Olguín, su hermano, le explicó a los policías que llegaron a la escena que, al parecer, se había caído.

El herido estaba tirado en el piso y arriba de un gran charco de sangre. Los médicos del Servicio de Emergencia Coordinado lo trasladaron hasta el Hospital Perrupato, donde los médicos lo diagnosticaron con politraumatismos por golpiza. Allí quedó internado hasta que este domingo, por la madrugada, falleció, señalaron.

La causa, instruida por el fiscal Carlos Giuliani, no tenía avances porque no sabían lo que había ocurrido. Incluso, en la casa no faltaban elementos como para prever que había sido un ataque durante un robo.

Sin embargo, tras la muerte de Olguín, su hijo declaró ante las autoridades y señaló al tío como responsable del homicidio. Por ese motivo, los efectivos de la Unidad Investigativa de Rivadavia realizaron diferentes tareas y detuvieron a Felipe Olguín en su casa.

El sospechoso vive en la misma finca donde estaba su hermano pero en una vivienda ubicada a unos 300 metros de distancia. Los policías lo capturaron y quedó a disposición de las autoridades.

En la causa también intervino Mariano Carabajal, jefe de fiscales de Rivadavia - Junín. Por el momento, el sospechoso del fratricidio quedó imputado por el delito de homicidio simple. Sin embargo, detallaron que analizan si también lo acusan con el agravante de alevosía pero esperaban por unas pruebas y resultados de pericias para avanzar con esa hipótesis.

En cuanto al móvil del crimen, explicaron que no había nada concreto pero explicaron que ambos tendrían problemas con el alcohol, por lo que no descartan que esa situación haya desencadenado el ataque mortal contra la víctima.

Te Puede Interesar