Investigación

Qué hay detrás del incendio del auto en Tupungato

Luego de discutir con policías que iban a secuestrar el coche, un hombre y su hijo prendieron fuego su propio auto en Tupungato

Embed

Es que por ahora la causa sólo está bajo una acusación relacionada a la desobediencia judicial en la que incurrió el conductor por no acatar la orden dada por un fiscal de secuestrar el automóvil, ya que el principio de incendio derivó en el descubrimiento de que estaba flojito de papeles.

Sin embargo, los videos reflejan otros comportamientos y otros protagonistas que llaman la atención y derivaron en una profundización de la investigación a cargo del fiscal Garnica.

En principio, lo que se sabe es que el automóvil se estaba prendiendo fuego, que llegaron vecinos, policías y hasta llamaron a bomberos para colaborar en la extinción del fuego en el motor.

Sin embargo, al momento de requerir los papeles del vehículo y del que lo manejaba, se descubrió que el carnet de conducir de este había vencido en 2020, por lo que su excusa de que “con estos nervios no sé dónde dejé mi billetera”, que habría esgrimido el joven, habría devenido en abstracto.

Sólo pudo exhibir en su celular, el seguro.

La persona que hacía las veces de acompañante, al parecer, habría sido quien llamó al padre del muchacho, y al llegar el hombre, sin razón alguna tomó un bidón con combustible y comenzó a rociar el automóvil.

Luego, lo que se ve en el video, el conductor se encarga de prenderlo fuego.

¿El asunto a dilucidar es por qué razón decidieron quemar el vehículo? ¿Querían ocultar algo? ¿Se puede entender semejante reacción ante lo que como mucho podía derivar en un secuestro del auto?

Esto, sin embargo, entraría sólo en el plano de las hipótesis y en el terreno de las especulaciones, que en todo caso una pericia tal vez permita descubrir, si es que hay algún trasfondo sobre los elementos que había dentro de la máquina.

Al margen de ello, lo más grave podría resultar en contra del padre del muchacho, ya que los videos reflejarían que puso en riesgo al personal policial al rociarlo con combustible.

El caso, judicialmente, recién comienza; pero su final es aún incierto.

Te Puede Interesar