operativo policial

Intensa búsqueda de un joven ahogado en el Cacique Guaymallén

Un joven desapareció el 21 de enero y recién días después sus amigos admitieron que se ahogó en el Cacique Guaymallén.

Por Pablo Segura

Una denuncia por paradero de un joven derivó en las últimas horas en un intenso operativo para hallar a la víctima, luego de que sus amigos admitieran que en primera instancia mintieron y no contaron que el chico había sido arrastrado por la corriente del canal Cacique Guaymallén.

El paradero de Juan Pablo Salinas comenzó el 21 de enero, luego de que su familia denunciara la “desaparición” del chico. Todo quedó plasmado en el expediente P-10674/24.

Averiguación paradero en Guaymallén

Sin embargo, recién una semana después los amigos del adolescente admitieron que en primera instancia ocultaron lo que verdaderamente había pasado.

Relataron que el día de la “desaparición” estaban “charlando debajo del puente” y que en un momento decidieron “subir”. Sin embargo, allí Salinas siguió “caminando por el agua” y de un instante a otro “el agua se lo llevó”.

Ante esto y con la aparición de nuevas declaraciones, los investigadores solicitaron para este jueves el corte de agua en el canal Cacique Guaymallén, a la altura del cruce con el Zanjón de los Ciruelos.

Esta acción se realizó a media mañana de este jueves y desde ese momento se desplegó un importante operativo policial del que participan efectivos de la División de Búsqueda de Personas, Bomberos y personal de la División VANT (drones), entre otros policías.

Ahora bien, mientras la policía busca al menor, la fiscal Claudia Ríos decidió iniciar acciones contra los amigos de la víctima, por falso testimonio. Estos ya fueron notificados de esa acusación.

Otra acusación por falso testimonio

En otra causa instruida por la fiscal Claudia Ríos, también se inició una causa penal contra un grupo de jóvenes, amigos de una de las víctimas de la corriente en el Río Mendoza.

Se trata del menor que murió ahogado al ser arrastrado por la corriente del río a fines de enero.

En primera instancia, sus amigos dijeron que el chico se había retirado con “otras personas” pero luego admitieron haber mentido y que la víctima fue arrastrada por la corriente cuando se bañaban en un piletón del río.

Ante esto, también fueron acusados de falso testimonio.

Te Puede Interesar