Justicia

Condenaron a un exfutbolista del Tomba que atropelló y mató

Tras la investigación de los peritos, se descubrió que el futbolista arrojó 0,90 gramos de alcohol en sangre, superando los 0,50 permitidos por la ley provincial.

Un exfutbolista del club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba fue condenado a tres años de prisión en suspenso y siete años de inhabilitación para conducir vehículos por la muerte una adolescente, ocurrida en 2019, durante un choque con una moto en esa localidad. El accidente se produjo cuando el imputado manejaba en estado de ebriedad.

Se trata de Luciano Pizarro (26) quien en un juicio abreviado aceptó su culpabilidad y fue condenado por la Fiscalía de Tránsito a la pena de tres años de prisión en suspenso, por el delito de "homicidio culposo agravado por conducir bajo el efecto del alcohol", en perjuicio de Luna Celeste Cangemi.

Además, resultó inhabilitado para conducir todo tipo de vehículos durante siete años, tal lo acordado en la pena impuesta. Además, resultó inhabilitado para conducir todo tipo de vehículos durante siete años, tal lo acordado en la pena impuesta.

Pizarro fue condenado por un siniestro vial ocurrido en horas de la madrugada del 14 de julio de 2019, cuando conducía su Ford Fiesta. Al llegar al cruce de las calles Italia y Tiburcio Benegas, de Godoy Cruz, colisionó con una moto, Zanella 110cc, en el cual se desplazaban tres jóvenes.

Como consecuencia del choque, Cangemi (de 17 años) murió en el lugar, en tanto el conductor de la moto - el único que llevaba casco- y el otro acompañante sufrieron heridas leves.

Edificio MPF Polo Judicial.jpg
El caso sucedió cuando la nena estaba en el baño del jardín Rayito de Luz. La denuncia se realizó a fines de agosto.

El caso sucedió cuando la nena estaba en el baño del jardín Rayito de Luz. La denuncia se realizó a fines de agosto.

Los investigadores del caso determinaron la mecánica del hecho y se le realizó el test de alcoholemia al Pizarro que arrojó 0,90 gramos de alcohol en sangre, superando los 0,50 permitidos por la ley provincial. Los investigadores del caso determinaron la mecánica del hecho y se le realizó el test de alcoholemia al Pizarro que arrojó 0,90 gramos de alcohol en sangre, superando los 0,50 permitidos por la ley provincial.

Con estas y otras pericias el fiscal de Transito, Fernando Giunta, imputó al futbolista por el delito de "homicidio culposo agravado" y se fijó una fianza para recuperar su libertad.

Entre las pruebas la justicia contó con las imágenes de cámaras de seguridad de la zona en que se observa a la motocicleta circulando a alta velocidad, en tanto Pizarro, circula de manera normal, al momento del impacto.

El mediocampista continuó con su actividad profesional en Santiago del Estero, militando en Güemes de la Primera Nacional, a la espera de la fecha para su juicio. El mediocampista continuó con su actividad profesional en Santiago del Estero, militando en Güemes de la Primera Nacional, a la espera de la fecha para su juicio.

Y se acordó dirimir el proceso en un juicio abreviado, donde el futbolista aceptó su culpabilidad y recibió la sentencia de tres años de prisión en suspenso e inhabilitación para conducir por espacio de siete años, precisaron los voceros judiciales.

También puede interesarte leer: Violencia de género: estaba prófugo y lo detuvieron por ir a ver al Tomba

Te Puede Interesar