Lesa Humanidad

A 34 años de la desaparición de Garrido y Baigorria, detienen a 21 personas

Se trata de un juez, un exfiscal y 19 policías retirados, acusados por desaparición forzada. Los jóvenes fueron vistos por última vez en el Parque San Martín.

En 1.990 se produjo en la Provincia de Mendoza lo que fue considerado como el primer caso de desaparición forzada de personas. Adolfo Garrido y Raúl Baigorria fueron vistos por última vez en un operativo policial en el Parque San Martín. Desde ese momento no se supo nada más de ellos. Ahora un ex juez, un ex fiscal y 19 policías retirados fueron detenidos por la causa. ¿Por qué nos prescribió el delito?

Este miércoles, las 21 personas fueron detenidas por orden de la Justicia Federal, involucradas en la desaparición de los dos albañiles ocurrida el 28 de abril de 1.990.

El fiscal federal Federico Alcaraz solicitó al juez federal Marcelo Garnica que ordenara las detenciones del ex juez de instrucción Enrique Knoll y del ex fiscal Adelmo Argüello junto a ex policías.

Tras años de peregrinar de la familia de ambos, el caso llegó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, quien destacó que Knoll y Arguello "no cumplieron con sus obligaciones legales" en el caso y que "actuaron con parcialidad manifiesta", por lo que habrían incurrido en delitos en el ejercicio de sus funciones”.

También puede interesarte leer: Ofrecen recompensa de $1 millón para hallar a dos mendocinos desparecidos desde 1990

En términos generales, los 21 detenidos están sospechados de privación ilegítima de la libertad, de acuerdo con lo que marca el artículo 142 ter del Código Penal.

“Se impondrá prisión de 10 a 25 años e inhabilitación absoluta y perpetua para el ejercicio de cualquier función pública y para tareas de seguridad privada, al funcionario público o a la persona o miembro de un grupo de personas que, actuando con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, de cualquier forma, privare de la libertad a una o más personas, cuando este accionar fuera seguido de la falta de información o de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o de informar sobre el paradero de la persona”, expresa la normativa.

baigorria y garrido.jpg

El caso Garrido - Baigorria

Según la reconstrucción, el sábado 28 de abril de 1.990, Garrido y Baigorria circulaban en un Fiat 1.500 de color azul por el interior del Parque. En la rotonda “Monseñor Orzali” fueron interceptados por cuatro policías de la Dirección Motorizada.

Tras un cacheo se los llevaron en uno de los vehículos de la Policía que arribaron al lugar. Todo esto fue relatado por una vecina de la familia Garrido y un grupo de jóvenes que pasaban por el lugar y vieron la escena.

Fue esta vecina la que alertó a la familia de Garrido sobre lo sucedido, quienes llegaron hasta la Seccional Quinta, pero les aseguraron que desconocían el paradero y que el vehículo (que se encontraba estacionado en la puerta de esa dependencia) había sido hallado sin ocupantes.

Los familiares de Garrido hicieron la denuncia de lo ocurrido y en los días sucesivos pusieron a disposición de las autoridades judiciales de la provincia toda la información con que contaban, identificando a los testigos presenciales de la detención, pero nunca obtuvieron ninguna respuesta y las actuaciones judiciales que se formaron a raíz de sus presentaciones fueron mantenidas durante seis años en estricto secreto de sumario.

Tras varios años de inacción judicial, el expediente llegó a los tribunales internacionales y se entendió que estaban frente a un caso de desaparición forzada. Por ese motivo pasó a la órbita de la Justicia Federal y es considerado un delito de lesa humanidad. Es decir, imprescriptible.

También puede interesarte leer: Mataron a tiros a una embarazada en Las Heras: su bebé también murió

Te Puede Interesar