Análisis

Javier Milei sale a la búsqueda del conflicto final

Javier Milei insiste en enfrentar al Congreso y gobernadores. El peligro del quiebre institucional y un presidente que agrede por sobre los límites morales.

Por Marcelo López Álvarez

La tensión política y social no cede. ayer en un hecho que demuestra que el gobierno está sin rumbo ni conducción, mientras el Gobernador del Chaco se reunía con Guillermo Francos y a la salida asegura que con el ministro había coincidido en encarar un camino de bajar decibeles y fomentar el acuerdo y consenso, Javier Milei descargaba su furia tuitera y de decretos contra gobernadores y legisladores de manera artera y que en Jujuy le valdrían meses de arresto.

Si el día no había alcanzado para profundizar la crisis, en la noche ye conoció que Javier Milei convocó a la apertura de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación el viernes a las 9 de la noche. Por la tarde en declaraciones periodísticas le bajó el precio al evento asegurando que todavía no había escrito una línea y ni siquiera tenía un índice de temas a tocar, restándole toda importancia al acontecimiento. Palabras en la misma línea del día anterior cuando aseguró en otra entrevista que no tenía tiempo para el gobernador de Chubut por que él estaba para eventos internacionales; “Yo juego en la Champions League”.

Bien le vendría recordar al presidente que el anterior ídolo de la Champions huyó e hizo un desastre en el manejo del país y él ahora lo tiene de Ministro de Economía.

Siempre vale la pena recordar que pensaba Milei de su ministro.

Embed - Javier Milei responsabiliza a Luis Caputo por el "desastre monetario" del Banco Central

Milei y un recorte que no cesa

Algún día (quizás no falte mucho) habrá que hacer el top ten de las promesas de campaña de Javier Milei en sus miles de apariciones públicas y en los debates presidenciales que se rompieron en apenas 80 días de gobierno.

Ayer en la voracidad fiscal y amparado en el cuestionado y flojo de papeles nos enteramos que la casta son los hijos de los trabajadores. Mediante un decreto redujo a la mitad los máximos salariales a partir de los cuales se dejan de percibir las asignaciones familiares. El límite de ingresos se redujo de 1.980.000 a 1.077.403 pesos a nivel individual. O sea quien gane incluso menos de dos canastas básicas que marcan el nivel de la pobreza no cobraran salario familiar. La vocación por postergar a los que menos tienen o ganan de este gobierno parece no tener límites.

Mientras en su mundo de redes sociales y convenciones de ultraderecha el presidente y su mesa, cada vez más chica, de decisión (de la cual ya no participa casi ningún ministro) aseguran que su combate es contra la casta política, no hay medida que no se tome que no le pase de largo a la casta y afecte directamente a los ciudadanos.

Si alguien cree que una medida justa pero intrascendente como decidir que los pasajes comprados por el Estado no sumen más millas es un recorte de tamaño similar al que recibieron los jubilados, los salarios, la salud, etc. Tiene serios problemas con las matemáticas o con la compresión de situaciones.

Un dirigente que tuvo la posibilidad de estar cerca de la mesa chica de la que hablamos contaba sorprendido -y en estricto off- en las últimas horas lo que había vivido.

El dirigente asegura que en la reunión de gabinete con “invitados” de la que participó uno de los Ministros planteó que había que atender desde el Estado en algunas situaciones particulares. La palabra para contestar la tomó no el presidente ( que casi no tienen protagonismo en esas reuniones excepto para gritar y retar) sino Santiago Caputo que le advirtió a ese ministro que estaba equivocado, que ellos habían llegado para destruir el Estado.

image.png
Javier Milei y los gobernadores. Se vieron una sola vez y es una relación que parece no tener retorno.

Javier Milei y los gobernadores. Se vieron una sola vez y es una relación que parece no tener retorno.

No hace falta la anécdota de este dirigente para saber que ese es el camino, hasta el FMI se dio cuenta y advirtió al Gobierno de la peligrosidad y falta de sustentabilidad del camino tomado.

La sensación desde el análisis, y en el entorno político empresarial, es que los tiempos se aceleran y las vías no están preparadas para un tren bala. Incluso desde el propio gobierno comienzan a dejar trascender una supuesta amenaza del propio Javier Milei que si no lo dejan gobernar renuncia.

La decisión, sin explicación oficial, pero con muchas versiones del porqué, de convocar a la Asamblea Legislativa a las 21 horas del viernes y un posible desaire final al Congreso mientras se ataca con pasión a los gobernadores y se recorta sin parar a los sectores más vulnerables y medios no parecen ser el mejor clima para acomodar un país que nadie niega tiene problemas de vieja y mediana data.

Para completar el panorama preocupante, una inquietud final ¿Qué tan mal tiene que estar una persona para burlarse de otra generando un meme en redes sociales contra su adversario político asociándolo con una afectación como el Síndrome de Down o con la pedofilia?

La pregunta se responde sola. El problema es que esa persona es el presidente de la Nación y su equipo de comunicación digital.

Te Puede Interesar