Análisis

Dolarización: el apuro suicida de Javier Milei

Javier Milei presionado, incluso desde el exterior, apura el proceso dolarizador, redobla sus agresiones y pone en guardia a los lideres políticos.

Por Marcelo López Álvarez

Javier Milei tomó el teléfono siete días atrás y llamó al “presidente” (como él lo nomina) para desearle feliz cumpleaños. Palabras más palabras menos el otro lado de la línea la respuesta fue terminante; Gracias Javier, pero hablemos para ver cómo acompañamos porque así no llegas a marzo.

La sentencia sobre el futuro del gobierno de Javier Milei la viene repitiendo Mauricio Macri desde la misma tarde que vio al presidente en ejercicio anunciar el DNU con Federico Sturzenegger parado a su lado como granadero de custodia y la reafirmó el día que el Ejecutivo envió al Congreso la ley ómnibus.

Un par de días antes desde el reinado de Joe Lewis, Macri siguió de cerca -en comunicaciones con Cristian Ritondo y Miguel Angel Pichetto- las alternativas de la sesión donde el Ejecutivo sufrió la estruendosa derrota.

Cuando la ley cayó, Macri supo que era el momento. Por eso espero a su cumpleaños- sabiendo que Javier Milei lo iba a llamar- para comunicarle al Presidente que el Pacto de Acassuso entraba en una nueva instancia con el desembarco del macrismo en el Ejecutivo para garantizar “la continuidad del cambio”.

image.png
Los operadores comunicacionales ayer en de paseo en la Casa Rosada, poco antes de grabar el acting periodístico con Javier MIlei

Los operadores comunicacionales ayer en de paseo en la Casa Rosada, poco antes de grabar el acting periodístico con Javier MIlei

La respuesta de los hermanos Milei y su círculo íntimo intenta patear las pretensiones del macrismo y contraataca con el discurso del superávit fiscal, la cercanía irremediable de la dolarización y redoblando las agresiones a todos quienes no piensen en sintonía.

Fue lo que se vio anoche en el acting con formato de entrevista que se grabó en la Casa Rosada y se emitió por La Nación+. Operadores comunicacionales de vacaciones y sacándose selfies y un presidente absolutamente sacado y fuera de todo eje de responsabilidad y seriedad.

Embed - Javier Milei: "El daño que causó la inflación es tremendo"; la entrevista completa en LN+

El presidente insiste en un relato sin futuro que choca con la realidad y con un clima social que se hará insostenible en un plazo breve. Macri lo fija en Marzo, Cristina Fernández de Kirchner no le pone fecha y entre sus íntimos asegura que Milei tiene que llegar al fin del mandato (ayer lo dejó claro y por escrito), pero adelantó en casi treinta días el documento que en el Patria estaban trabajando para dar a conocer el 20 de marzo con los 100 días de Javier Milei.

La lectura que hicieron los medios y los dirigentes del oficialismo y del opo oficialismo del documento de 33 páginas es pobre como la media de la política argentina. Muchos de ellos confesaron que opinaron sin leerlo y solo por lo que decían los medios o vieron en las redes sociales.

Milei y una dolarización sin sustento

Cristina Kirchner muestra, en el paper difundido ayer, su preocupación por un proceso de dolarización que el Ejecutivo parece apurar bajo presión y llega de manera desordenada sin sustento intelectual, ni legal.

La dolarización hoy parece un laberinto sin salida, hacerla por ley parece imposible, por DNU menos. Ya el Presidente de la Corte Suprema se expidió públicamente sobre la constitucionalidad de ese proceso.

El camino que le quedaría a Javier Milei y sus secuaces para avanzar en la dolarización sería la famosa bimonetariedad o canasta de monedas para llegar a la dolarización de hecho de la economía.

Es el peor camino porque no solo trae todos los perjuicios de la dolarización sino que además suma el descontrol de un nuevo tipo de puja distributiva entre quienes accedan a los dólares y quienes tengan que convivir con los pesos tratando de transformarlos en dólares a cualquier costo. No hace falta contarles a los lectores quienes serían los ganadores de esa puja.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/CFKArgentina/status/1757706519594815622&partner=&hide_thread=false

El apuro por dolarizar de Javier Milei (presionado desde el exterior) cómo denuncia Cristina Kirchner y coinciden la mayoría de los economistas de cualquier vertiente, es suicida. Si bien el Central acumuló reservas y el ajuste feroz quitó moneda de la calle, el superávit fiscal es un dibujo de contabilidad creativa y la “limpieza de los pasivos del Central” es otro relato del presidente. Es cierto que la masa de Leliqs disminuyó pero por desarme real sino por que los bancos prefirieron pasarse a la operatoria a un día de Pases y además los pasivos remunerados en dólares crecieron un 35% y ya hay más de 7000 millones de dólares emitidos entre BOPREAL y Lediv. Situación insostenible para una posible dolarización.

Además un proceso de dolarización serio debería ir acompañado de una profunda reforma fiscal. El sistema fiscal que hoy rige en Argentina ( que ayer denunció CFK pero hizo poco y nada en sus gestiones por desarmar) es insostenible e inaplicable en un proceso de cambio de moneda. Sin contar que profundizaría el volumen de la economía en negro algo que ya experimentaron los países que tomaron el camino de la dolarización.

El escenario está abierto, el ajuste parece inviable sin muñeca política y los principales referentes de la política Argentina, Mauricio Macri y Cristina Kirchner, desconfían del presidente.

Siempre se puede estar peor pero estos días parecen estar muy cerca del límite.

Te Puede Interesar