Análisis

Déficit fiscal; el retorno de un clásico aunque Milei se enoje

Los números preliminares de febrero anuncian la vuelta del déficit fiscal. Malestar de Javier Milei y la necesidad de dólares.

Por Marcelo López Álvarez

La contabilidad creativa es una forma de mentirse así mismo y a los fieles dispuestos a creer. Dura lo mismo que el agua entre las manos y se evapora con rapidez. El experto en crecimiento con o sin dinero, Javier Milei , que no está logrando demostrar sus conocimientos como presidente, es una nueva víctima de los dibujos contables.

Tal como anticipamos en Sitio Andino y Radio Andina a mediados de febrero las condiciones del superávit fiscal eran absolutamente irreales y se complicaría en febrero porque la recaudación caería fuertemente por la recesión económica. La vuelta del déficit fiscal estaba a la vuelta del mes.

Cuando el sistema impositivo se basa fundamentalmente en impuestos al consumo y la actividad económica irremediablemente el ajuste se vuelve inocuo. Se ajusta se recauda menos, por lo tanto al otro mes hay que volver a ajustar y así como un tornillo sin fin hasta que empieza a girar en falso por el desgaste.

La alegría duró poco, los medios especializados informaban ayer de un fuerte malestar presidencial con el ministro Luis Caputo. De ser cierta la situación es inexplicable, Javier Milei asegura ser economista, al contrario de Caputo que es un simple bróker financiero. Por lo tanto Milei debería saber cuál es la consecuencia de aplicar esos ajustes. Excepto que como sospechamos desde hace años los conocimientos de Milei sobre economía serán más que básicos.

Milei borra con el codo

Mientras iban trascendiendo los números del déficit fiscal de febrero, Milei en San Nicolás de los Arroyos borraba con el codo varias de las sentencias del viernes. Su ministro Guillermo Francos movilizó un avión de la flota presidencial para recorrer los apenas 240 kilómetros que separan la Casa de Gobierno del predio del Autódromo de San Nicolás. Apenas un rato después el Presidente movilizó el helicóptero presidencial para recorrer casi esa misma distancia desde la Quinta de Olivos al predio donde se realiza ExpoAgro. Una aclaración este espacio está absolutamente de acuerdo que el presidente y su ministro hayan recorrido esa distancia por aire, el problema es que tal actitud no es acorde a las denuncias y diatribas del presidente hace apenas 4 días.

milei expoagro 1.jpeg
Javier Milei y sus funcionarios de estudiantina en ExpoAgro, mientras los números anuncian la vuelta del déficit fiscal para febrero.

Javier Milei y sus funcionarios de estudiantina en ExpoAgro, mientras los números anuncian la vuelta del déficit fiscal para febrero.

Pero no solo eso, el Presidente se mostró más que a gusto y elogioso con la muestra que es organizada desde hace años por empresas Clarín y La Nación y que cuentan con una apoyo y financiación multimillonario del Estado a través del Banco Nación, YPF y el Ministerio (ahora secretaria) de Agricultura y Ganadería. No creemos que haga falta recordar lo que piensan el presidente y sus seguidores de artistas, hacedores, etcétera que organizan recitales o eventos con “el dinero del Estado el IVA de la polenta de los chicos de Chaco”.

Allí volvió a desplegar su repertorio de agresiones, números falsos, no anunció nada relacionado con política agropecuaria y solo al pasar aseguró que las restricciones cambiarias estarían próximo a levantarse. Milei llegó a ExpoAgro con una sola idea; consolidar su discurso para el grupo duro y así convencer al campo que liquide dólares.

El déficit que enoja a Milei ya es un secreto a voces entre las consultoras económicas, aunque todavía queda la esperanza para los libertarios que el Ministerio dibuje un par de números más antes de darlo a conocer oficialmente.

Plata hay, el problema es la distribución

El déficit financiero sería imposible de dibujar en tanto que el superávit fiscal primario cayó respecto a enero en 1.7 billones de pesos. Según los datos que recolectó de los informes oficiales del Ministerio de Economía, el economista y senador correntino Martín Barrionuevo, los ingresos se redujeron en 745.000 millones fundamentalmente por la menor recaudación en tanto que los gastos respecto al mes anterior subieron en 960.000 millones por el pago de lo pisado en enero para el dibujo de contabilidad creativa.

Todo esto a pesar de que el ajuste en febrero siguió con la misma fiereza que en enero y parece profundizarse en marzo de acuerdo a las medidas anunciadas y tomadas en estos primeros seis días del mes Los datos reafirman que la teoría del ajuste sin fin parece destinada una vez más al fracaso.

Durante el primer bimestre, según un trabajo del CEPA, que se conoció en estás últimas horas, el gasto del Estado cayó en términos reales 29 puntos respecto de igual periodo del 2023, con una mayor participación de las jubilaciones.

El principal recorte corresponde a jubilaciones y asistencia social. Las erogaciones de ANSES cayeron 38 puntos en términos reales en el primer bimestre

A pesar de ello el principal gasto de la Administración Pública Nacional fue la Seguridad Social, que insumió el 45% del total. Pero el segundo lugar se lo lleva el pago de la deuda pública que se lleva el 30 por ciento del gasto total del Estado en el primer bimestre en tanto que Asistencia Social sólo se lleva el 6% y Energía y Ciencia e Investigación solo el 1% del total del gasto público.

Pese a lo que dice el Presidente plata hay, el problema son las asignaciones.

Te Puede Interesar