Música

NTVG hizo arder el Bustelo en su segunda noche

La banda uruguaya colmó una vez más la capacidad del auditorio y el público agitó un recital que estuvo cargado de éxitos. La novedad: el 20 de abril regresan para presentar su nuevo álbum.

Por Eugenia Cano

“Gracias por esperarnos y soportar la suspensión. Gracias por venir. Vamos a tratar de no hacer el mismo show de anoche”, dijo Emiliano Brancciari, luego de que No Te Va Gustar arrancara su segunda presentación en Mendoza (la primera fue el sábado) pasadas las 22, con “Tan lejos” y “Cero a la izquierda”.

La voz líder de la banda uruguaya expresaba con su frase una disculpa de una fecha en la provincia programada meses antes y que no pudo concretarse por la triste noticia de conocimiento público, sobre la desaparición física de su tecladista Marcel Curuchet.

La segunda noche de NTVG en Mendoza se vivió a pura celebración.

El público, que llenó el auditorio Bustelo, respondió a lo dicho con sentidos aplausos de apoyo y que manifestaban a su vez, las ganas de disfrutar de un encuentro único junto al grupo que sigue adelante a pesar de la herida.

Fueron dos horas de lo mejor de su discografía, una despedida del álbum “Por lo menos hoy” y la bienvenida al nuevo disco “El calor del pleno invierno”. Anticipando algunas de sus canciones como el corte de difusión “A las nueve” y “Nada fue en vano”, que se tocó junto a la pista de los teclados interpretado por “Curucha”. Brancciari, adelantó también que el recital en la provincia del nuevo material será el 20 de abril en el estadio Arena Maipú.

El recital duró dos horas y trajo los temas que el público quería escuchar.

Además, para no repetirse con la noche anterior, los 8 músicos le regalaron a la gente algunos temas diferentes como “Más mejor” y el estreno de una canción que no habían tocado nunca en vivo: “Ese maldito momento”. Tampoco faltó “Clara”, dedicada a la murga local La Buena Moza.

El coro al unísono con cada letra, el salto a la par de la mixtura de géneros musicales, el calor humano en continuo ascenso y hasta alguna bandera del país oriental sobre los hombros de un fanático. Todo formó parte del encuentro que se vivió como una verdadera celebración. El grupo sonó con potencia y calidad. Volvió a conquistar y dejó a Mendoza: “Fuera de control”.

Te Puede Interesar