Primera División

Arsenal venció a Lanús y es uno de los tres escoltas de Boca, a un punto

Los del Viaducto derrotaron 3-1 al "Granate" con tantos de Aguirre, Zelaya y Ortiz (descontó Regueiro). Así, quedaron a una unidad del líder "Xeneize" e igualaron a Tigre y Newell's.

Por Sección Andino Sports

Arsenal es el mismo de siempre, aunque reinventado. Desde la óptica defensiva, es el culto a la efectividad acostumbrada, con una solidez y eficacia en el momento de marcar propias de la planificación de su creador, Gustavo Alfaro. Sin embargo, el elenco de Sarandí es mucho más que un ejemplo de la concentración. Es un nuevo amigo de los arcos ajenos. Llega bastante y marca en consecuencia. Ataca mucho y bien. Con 22 tantos, es el equipo que acecha a Boca no sólo en la tabla de posiciones; también, en la clasificación de los goles a favor, a sólo tres del líder. Todo un dato para el renovado Arsenal, que con el triunfo de anoche frente a Lanús por 3 a 1, quedó a un punto del equipo xeneize, en la misma línea que Tigre y Newell's. 

Tres goles en el primer capítulo, contra el conjunto granate, como tiempo atrás contra Independiente. Y lo llamativo, en esta saludable versión de Arsenal, es que lo logra sin Óbolo, vendido hace un tiempo a Vélez y sin Leguizamón, con un desgarro. Tiene variantes por todos los sectores. Al menos, Legui volverá el lunes próximo, en el choque contra Estudiantes de La Plata. 

En el mismo contexto, Carbonero es un volante con sapiencia para la sorpresa. El 1-0 fue conseguido por Aguirre, casi trastabillando, luego de un envío al área del colombiano. El 2-0 fue anotado por Zelaya, tras un centro preciso del volante. Y el 3-1 fue sellado por el Marciano Ortiz, de cabeza, después de un centro de... Carbonero. 

Télam
El descuento había sido celebrado por Regueiro, de penal, luego de una supuesta falta (no fue tal, en una fallida noche de Pezzotta) de Lisandro López a Súper Mario. La deslucida campaña de Lanús en el terreno doméstico, entre otros motivos, se analiza porque el uruguayo tuvo poca compañía en el ataque. Ni Valeri ni Camoranesi entendieron la misma filosofía, antes y después de la aventura internacional. 

Lanús está de capa caída. Arsenal, en cambio, es un canto a la esperanza: va para adelante, convierte muchos goles y ya le hace cosquillas a Boca. 

Te Puede Interesar