Verdades

La confesión de Moria Casán en la Feria del Libro

La diva presentó MeMorias y compartió su intimidad con los lectores.

Por Sección Espectáculos
A sala llena, Moria Casán ofreció una charla distinta en La Feria del Libro, donde presentó MeMorias y compartió su historia de vida con el público presente.

"Él abusaba de mí sin penetrarme. Lo hacía todas las tardes, mediante un juego bastante simple y efectivo: yo lo tocaba y él me tocaba a mí. Cuando empezó a hacerlo, yo tenía nueve años, y creo recordar que la costumbre se extendió hasta que cumplí los doce".

Con lágrimas en los ojos, confesó: "Siempre me dio ternura ver como salí sin la ayuda de nadie. Me voy a las lágrimas y se me quiebra la voz".

También recordó su maternidad, que fue mejor de lo que imaginaba y se refirió a su sexualidad, con todo tipo de experiencias, entre ellas, relaciones con mujeres.

"He tenido mis experiencias lésbicas pero únicamente se daba cuando me pagaban bien para someterme a eso", escribió en otro capítulo.

Pero las mujeres no fueron las únicas: "Un día tuve la necesidad de salir a la calle para levantarme a un tipo por plata. Lo concreto es que seduje a un señor que no me gustaba, me acosté con él por dinero, me pagó y la experiencia completa me encantó".

La diva hizo reír y emocionar a los presentes con sus anécdotas, entre ellos estaban: Andrea Rincón, Iliana y Marina Calabró, la diseñadora Maureene Dinar, Stefanía Xipolitakis, Ana Rosenfeld y Charly G, entre otros.

Por último, las drogas también se llevaron protagonismo con un recuerdo pícaro que incluyó nada menos que a Tato Bores.

"Nunca fui una adicta, mi droga soy yo misma. Me gusta fumar marihuana de vez en cuando. A Tato Bores lo hice probar. 'Che, no siento nada', decía. Hasta que notamos que le había cambiado la expresión. 'Che, me siento mal', ¡Y terminó con la cabeza en el inodoro!".

Fuente: TeleShow

Te Puede Interesar