Investigación
Triple homicidio en Guaymallén: el autor volvió a la casa luego de matar a las víctimas
Jueves, 29 de octubre de 2020
Por: Hernán Adrover @hernanadrover53

Julio Esteban Villaruel (54), el detenido por provocar el incendio en el que murieron una mujer de 70 años, su nieta y bisnieta en Guaymallén, quedó detenido este miércoles y se conocieron más detalles de cómo lo atraparon y por qué motivo quedó implicado. A su vez, se supo que el acusado regresó a la casa luego de conocerse el deceso de las víctimas el lunes de la semana pasada. No saben por qué regresó pero estuvo en la escena mientras los bomberos hacían las pericias de rigor. 

La fiscal Andrea Lazo, de Homicidios, imputó al único sospechoso que tiene la causa por el delito de "triple homicidio agravado por haber sido cometido para crear un peligro común en concurso ideal con homicidio agravado por haber sido cometido con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que había tenido una relación de pareja". 

Una mujer y sus dos nietas fallecieron al incendiarse una casa en Guaymallén. 

En las próximas horas pasará al penal y confirmaron que tenía antecedentes penales. En el 2007, fue detenido por un abuso sexual y también estuvo involucrado en una causa por tenencia y venta de estupefacientes. Además, en el 2003 presentó un delito por robo. 

Ahora bien, la tarea fue compleja para los investigadores porque en un principio se creía que el incendio que sucedió en la casa de calle Moyano al 300 de San José fue de manera accidental pero luego de se confirmó lo peor: las llamas fueron provocadas por una persona. 

Analizan cámaras para identificar a quien prendió fuego la casa donde murieron tres mujeres. 

A raíz del fuego y, sobre todo del humo, murieron Ema Carolina Zapata y sus dos bisnietas, Aldana González (16) y Sheila Ares (10), quienes sufrieron una severa intoxicación por monóxido de carbono que le provocaron el deceso. 

Al confirmarse que se trató de un triple homicidio, la fiscal realizó una "mesa de reunión" este mismo miércoles para escuchar a los especialistas y encaminar la causa. Si bien habían dos sospechosos en la mira, faltaban algunos detalles. 

En dicha reunión estuvo la letrada, personal de Bomberos, del Cuerpo Médico Forense, de Policía Científico, de Delitos Tecnológicos y de los efectivos de Homicidios. Tras escuchar todas las partes, la fiscal cerró los puntos principales y actuó. 

Ordenó la detención de Villaruel, quien fue captado por diferentes cámaras de seguridad aquella madrugada en inmediaciones de la casa de las víctimas fatales. 

Fue visto cuando salió de su domicilio de calle Aristóbulo del Valle y luego cuando estuvo cerca de la escena. Es más, se lo vio con un cigarrillo, quizás el elemento con el que provocó las llamas luego de prender fuego algunas prendas de vestir a través de una ventana de enfrente de la vivienda.

Pero lo que llamó la atención a los investigadores, es que Villaruel luego de escapar corriendo de la escena, pasadas las 4, fue hasta su domicilio donde estuvo por un buen rato. Luego regresó a la casa donde estuvieron las víctimas. 

"No sabemos si fue para ver lo que había pasado o para no despertar sospechas", admitieron las fuentes consultadas. En ese momento, explicaron, uno de los familiares de las víctimas lo acusó directamente y por ese motivo también se le apuntó por la autoría del hecho. 

"Lo quería golpear y le echaba la culpa de lo que había pasado", revelaron. Según la pesquisa, Villaruel estaba en pareja con la hija de Ema Zapata pero se habían separado. Ese día, previo al fatídico desenlace, Villaruel habría visto un mensaje en el celular de unos de sus hijos donde su pareja admitía que habría comenzado una nueva relación. 

Esa situación habría generado que el autor atacara a las víctimas para ocasionarle daño a su ex pareja, sostiene la causa. Por eso se trata de un femicidio transversal.

Madrugada fatal

El incendio ocurrió el lunes 19 de octubre en una casa de calle Moyano al 300, en San José, Guaymallén. El fuego consumió la vivienda, provocando la muerte de Zapata y sus dos bisnietas, Aldana González (16) y Sheila Ares (10).

En un primero momento se creyó que el siniestro había sido accidental, pero luego las pericias de bomberos confirmaron que el fuego se había iniciado "intencionalmente". Los peritos establecieron que fue una "llama libre", es decir, que alguien había provocado el incendio.

El informe sorprendió hasta los propios investigadores, quienes comenzaron a investigar quién había sido el autor del hecho. Así comenzaron a trabajar la hipótesis de un "femicidio" y las pericias lo confirmaron.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario