cuarentena
Reuniones de fin de semana: el Gobierno aclaró los criterios para las "cercanías familiares y geográficas"
Viernes, 22 de mayo de 2020
Por: Gianni Pierobon - @gmpierobon

A partir de este fin de semana los mendocinos podrán realizar reuniones familiares en el marco de la cuarentena obligatoria por coronavirus. Desde el Gobierno de Mendoza explicaron los alcances, los requisitos y los criterios para la realización estos encuentros.

El ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia de la provincia, Víctor Ibáñez, indicó en la decisión del gobernador Rodolfo Suarez de habilitar las reuniones familiares se convirtió este viernes en norma con la publicación del decreto N° 635.

"Existe un marcado protocolo para la realización de estas reuniones y que lo tenemos que cumplir", resaltó el funcionario y aclaró que "no son reuniones de amigos, no son eventos, no son festejos ni ningún evento que sea masivo". "Tiene una limitación clara de 10 personas y se trata de nuestra familia más cercana: nuestros padres, nuestros hermanos y nuestros hijos y, por supuesto, los cónyuges de cada uno", sostuvo.

Asimismo, hizo hincapié en que se tienen que realizar en casas particulares y que no está permitido hacerlo en lugares públicos ni alquilar salones u otros lugares. "Son las tradicionales reuniones que desde hace 60 días no podemos hacer", dijo.

Recordó que  que se podrán realizar los días sábados, domingos y feriados en horario de 9 a 23 y afirmó que "tenemos que cumplir en estas reuniones con los protocolos sanitarios y de higiene que ya conocemos y cumplimos día a día".

Por otro lado, el ministro realizó una aclaración respecto de las distancias que se podrán recorrer para visitar a los familiares. "No solamente estamos hablando de una cercanía familiar, es decir, de nuestros lazos más cercanos, sino también de una cercanía geográfica, estamos hablando de la familia de cercanía, aquella que tenemos cerca en el territorio, en el departamento o en un departamento aledaño", explicó.

Asimismo, remarcó que "no podemos usar el servicio de transporte público para las reuniones familiares, con lo cual tenemos que manejarnos dentro de los radios razonables de cercanía geográfica para tener estas reuniones".

La multa que se aplicará a quienes incumplan los requisitos será de $50.000 y corresponderá al anfitrión o propietario del inmueble donde se esté realizando el encuentro. 

Respecto del control, Ibáñez sostuvo que "va a ser concurrente" por lo que "lo van a hacer las autoridades provinciales y también las dependencias municipales de control".

Aclaró que "los funcionarios que realizan este control no pueden ingresar al domicilio, sino solicitando el ingreso al dueño o dueña de casa. Pero sí se podrán hacerse presentes para ver qué cantidad de gente hay y quiénes están y poder hacer un control con todo el respeto constitucional que tiene la propiedad privada, salvo en los casos que se formule una denuncia por parte de los vecinos".

Por último hizo hincapié en que por el momento no está en consideración habilitar las reuniones con amigos como parte de la próxima etapa de cuarentena.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario