Fútbol Internacional

Que Lio para el Barcelona: perdió con el último

Por Sección Andino Sports

Más allá de la rotación impuesta por el calendario (se vienen el Bilbao, por Liga, y Tottenham, por Champions), de haber preservado a Luis Suárez y Jordi Alba durante buena parte del encuentro, Barcelona expone más debilidades de las convenientes para su proyecto de retener el título local y de destronar a Real Madrid en el máximo certamen europeo de clubes. Porque el fin de semana no había podido superar a un Girona de modesto presupuesto y en mitad de tabla, y este miércoles, otra vez, no supo conservar una ventaja prematura, la de Coutinho antes del primer cuarto de hora. Y peor: Leganés, el conjunto de Mauricio Pellegrino (Jonatan Silva fue titular y Guido Carrillo estuvo en el banco), último hasta el inicio de esta sexta fecha, con apenas un punto y cuatro goles a favor, le hizo un par en 120 segundos, en el arranque del segundo tiempo.

Una defensa endeble explica el desenlace, sobre todo porque en los dos goles recibidos hubo errores individuales y colectivos, con demoradas coberturas (Vermaelen sobre El Zhar en el 1-1 y un cierre apresurado de Piqué que rebotó en Oscar y terminó dentro del arco). Pero también, y esto es lo más relevante para el equipo de Valverde: Barcelona jugó en un nivel inquietante, con Messi en modo burocrático, con apenas un pase influyente -a Coutinho en el 1 a 0- y un zurdazo que dio en el angulo superior derecho. Ni siquiera con la tropa a pleno, con Suárez y Alba en campo, el Barcelona pudo emparejar al margen de dos tapadas consecutivas de Cuéllar a Coutinho y Rakitic a poco del final.

A Barcelona le faltaron los atributos requeridos cuando un rival inferior se despierta de golpe: lucidez sin desmedro del músculo, de la tensión para imponer condiciones por el peso propio de los nombres.

Así se le hará cuesta arriba el objetivo de establecer su dominio.

Te Puede Interesar