sábado 2 jul 2022
Fútbol Internacional

FIFA suspendió de por vida al hombre que quiso disputarle el cargo a Blatter

El qatarí Mohamed bin Hammam fue sancionado por la comisión ética de la entidad madre del fútbol, que consideró probado que quiso sobornar a miembros de la Unión del Fútbol del Caribe para que votaran a su favor.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Deportes 23 de julio de 2011 - 22:00
"A Mohamed bin Hammam se le prohibe de por vida participar en actividades relacionadas con el fútbol a nivel nacional o internacional", anunció hoy el namibio Petrus Damaseb (titular de la comisión) tras dos días de audiencia en el cuartel general dela FIFA, en Zúrich.

 Tras 15 años en el comité ejecutivo de la FIFA, Bin Hammam pierde también definitivamente su puesto como presidente dela Confederación Asiática de Fútbol (AFC) y todos sus privilegios. La sanción le prohibe incluso estar relacionado siquiera con un club amateur.

 El dirigente condenado, de 62 años, ya anunció que presentará recurso. Según su abogado, está dispuesto a llegar a la Corte Arbitral del Deporte (CAS) y ante la justicia ordinaria suiza. "Defiende su inocencia y seguirá luchando con todas las posibilidades jurídicas que haya", explicó un portavoz de Bin Hammam, que no estuvo en la audiencia en Suiza ya que suponía una sentencia en su contra.

 Bin Hammam entró en 1996 en el ejecutivo de FIFA y desde 2002 era presidente de la AFC. Fue uno de los artífices de que Qatar ganara la polémica concesión para organizar el Mundial de 2022, aunque él oficialmente no era miembro del comité organizador.

 Tras semanas de silencio, el viernes se mostró optimista en su blog. "Sigo confiado en que el caso y las pruebas contra mí son débiles e injustificadas. No son nada y no se sostienen ante un tribunal", escribió.

 El 29 de mayo, tres días antes de la elección presidencial en la que iba a desafiar a Blatter, el qatarí fue suspendido de forma provisional y retiró su candidatura, por lo que el suizo fue reelegido.

Más suerte tuvieron Debbie Minguell y Jason Sylvester, miembros de la Unión de Fútbol del Caribe (CFU) y suspendidos por corrupción como Bin Hammam, que sólo fueron sancionados un año.

El ex vice de la FIFA, Jack Warner, ex presidente de la Concacaf y supuesto cómplice de Bin Hammam en la compra de votos, ya renunció previamente a todos sus cargos.

Te Puede Interesar