ULTIMADO POR UNA EMPRESARIA

El ladrón abatido en San Martín tenía más de 30 causas por asaltos

Lo apodaban “El Pingüino” y hace un mes había salido del penal tras cumplir una condena por un robo agravado.

 Lorenzo Gustavo Ramírez.

Lorenzo Gustavo Ramírez (44), más conocido como “El Pingüino”, era un conocido delincuente que vivía en San Martín y que tenía más de 30 causas penales, la mayoría de estas, por robos agravados en viviendas particulares.

En ese sentido, Ramírez había salido del penal hace un mes, luego de cumplir una condena por robo agravado, dijeron fuentes policiales.

Nacido en el barrio Centenario de ese departamento, Ramírez era conocido por los policías que trabajan a diario en esa jurisdicción.

“Ha estado involucrado en muchos robos. Tiene muchísimos antecedentes por ese tipo de delitos”, explicó una alta fuente policial de la distrital este.

Ramírez fue uno de los dos delincuentes que a las 13.30 de este lunes abordaron a Y.S. (32) –se reserva su identidad por precaución-, cuando la mujer llegaba a la estación de servicio de Ruta 50 y Carril Chimbas, en San Martín.

La víctima, dueña de la estación de servicio, llegó al lugar en su BMW gris cuando fue asaltada por dos delincuentes. 

La víctima, propietaria de esa sucursal de YPF, manejaba su BMW gris patente GWN930, cuando fue abordada por los ladrones que se movilizaban en una moto 200 cc que había sido robada el 3 de julio en San Martín.

La víctima del asalto venía del banco donde había realizado transacciones comerciales, pero no llevaba dinero consigo. Tal vez preocupada por la cantidad de asaltos a mano armada que hay a diario, la mujer tenía en la cartera una pistola calibre 6.35.

“Es un arma denominada de bolsillo. Es muy chiquita”, afirmó uno de los peritos.

Lo cierto es que cuando los ladrones comenzaron a amenazar a la fémina, esta sacó el arma y tras forcejear con los delincuentes, abatió al “Pingüino” de un balazo en el tórax.

En el lugar del hecho, la policía secuestró un arma de aire comprimido calibre 4.5, que es similar a una pistola calibre 9 milímetros. Se cree que ese revólver es el que portaban los ladrones y ahora será peritada junto a la bala que hirió la pierna de la mujer.

Fuentes judiciales dijeron que el hecho es un típico caso de “legítima defensa” y que ahora la pesquisa se centra en encontrar al otro ladrón que participó del atraco. De él poco se sabe y por el momento está prófugo.


Te Puede Interesar