Fútbol para ciegos

La medalla de oro, la meta de los Murciélagos

Así lo manifestó el capitán de la selección argentina, Silvio Velo. Se juega en Brasil.

Por Sección Andino Sports

El capitán de la selección argentina de fútbol para ciegos 'Los Murciélagos', Silvio Velo, aseguró que buscará "la medalla de oro" en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016 porque ya tiene "de plata y de bronce", durante la presentación en el teatro Ópera de Buenos Aires de su libro Cuando hay voluntad hay mil maneras.

Velo, campeón mundial en dos oportunidades y medallista paralímpico, realizó la presentación de su libro, con prólogo del escritor Eduardo Sacheri, recorriendo su infancia humilde en San Pedro con sus padres y sus 12 hermanos, y la gran pasión por el fútbol, que empezó en el Instituto Román Rosell, de su ciudad natal.

"Mis padres nunca me sobreprotegieron, me dejaron ser, me dejaron crecer", le confesó Velo a Télam junto a su mujer Claudia, con quien tiene cinco hijos, y espera mellizos para este año.

"Empecé a los 10 años en el Rosell. Allí aprendí braile y a jugar fútbol entre ciegos porque antes en los potreros jugaba con chicos que veían, con pelota sin sonido, y aprendí a darme cuenta cuándo la tenía cerca", continuó.

"No reniego de nada y no me siento un robot que juega. Muchos jugadores no encuentran el gol y nosotros a veces lo encontramos a ciegas. En el libro cuento el mundo que supe construir, creo que cuando hay voluntad no hay imposibles, para mí todo es fútbol, aunque una pelota lleve cascabel, y otra no", enfatizó el futbolista invidente, considerado el mejor en su disciplina.

También recordó que se inspiró en el gol de Diego Maradona a los ingleses y se propuso "ser el mejor".

"Seguí el gol de Diego con la radio pegada al oído y el relato de Víctor Hugo fue muy fuerte para mí, fue mi inspiración", dijo el mediocampista, de 45 años, que desde 1991 viste la camiseta de capitán de Los Murciélagos.

"No quiero estar en la selección por lo que fui sino por lo que doy y por lo que todavía puedo dar", apuntó Velo, quién desempeñó gran parte de su carrera en River Plate, casi 10 años, y que actualmente juega en el equipo de no videntes de Boca Juniors, el club de sus amores.

Regresando de una gira europea, donde vencieron a Alemania y República Checa y ganaron sus ocho partidos, Los Murciélagos se preparan con vistas a los Juegos Paralímpicos, entre el 7 y 18 de septiembre, en Río de Janeiro.

"Aún puedo aportar mi experiencia y siento orgullo por eso, la de oro seria cumplir un sueño", reconoció.

"Hoy sigo viviendo en San Pedro, a 170 kilómetros de Capital, y viajando al Cenard, por eso tengo que reinventarme porque me entreno con chicos que tienen la mitad de edad que yo", confesó el campeón mundial en Río 2002 y en Buenos Aires 2006 y cinco veces elegido el mejor jugador del mundo.

"Lo que pretendo inspirar en mi libro es que no hay imposibles, que hay que transformar realidades, y aunque parezca una broma aprendí a tenerme una 'confianza ciega'. La vida nos muestra ese cascabel para poder salir adelante, cuando no hay voluntad hay mil excusas, cuando hay voluntad hay mil maneras", subrayó Velo.

Fuente: Télam


Te Puede Interesar