Internas

Se agrieta el FIT y Altamira se lanza a la presidencia

El líder del Partido Obrero llega a Mendoza en medio de una fuerte interna del frente.

Por Leandro Abraham

El Frente de Izquierda, como casi todos los espacios políticos, pasa por momentos calientes a 10 meses de las elecciones generales. Es que la llegada de Altamira a Mendoza, prevista para el próximo viernes, agrieta aún más la relación entre el Partido Obrero y el Partido de los Trabajadores Socialistas. Hay acusaciones de “usurpación” y desconocimiento de candidaturas.

El problema en el Frente de Izquierda no es nuevo, comenzó después del gran resultado electoral en 2013 y desde entonces no ha hecho más que intensificarse. Por estas horas desde un sector acusan al otro detener “actitudes rupturistas”.

Así, el lanzamiento presidencial de Nicolás Del Caño (PTS) y Noelia Barbeito (PTS) para la gobernación de Mendoza ha causado broncas dentro del frente, más puntualmente en el Partido Obrero. Es que en ese sector desconocen las candidaturas por no haberse presentado en el seno de la alianza y por no respetar acuerdos internos del partido.

“Para nosotros las candidaturas son solamente mediáticas, porque no lo han informado ni consultado dentro del Frente de Izquierda. Desconocemos esas candidaturas y oportunamente informaremos los actos a seguir”, indicaron altas fuentes del Partido Obrero.

Además, desde el Partido Obrero acusan de “usurpadores” a sus compañeros del PTS por haber presentado sus legisladores nacionales y provinciales en bloques separados a los del Frente de Izquierda en los parlamentos. “Tememos que el año que viene no entreguen las bancas, tal como se acordó”, dijeron en el Partido Obrero. Es que uno de los puntos fundamentales del Frente de Izquierda es la alternación de bancas cada 2 años entre los cabeza de lista.

Con este panorama borrascoso, el próximo viernes el diputado Jorge Altamira llegará a Mendoza y anunciará su candidatura a la presidencia en la tierra en la que el Frente de Izquierda es más fuerte. El problema es que el mendocino Del Caño ya se lanzó para la misma carrera por el mismo espacio. “Lo de Del Caño es mediático, Altamira mide entre 8 y 10 puntos y es, por lejos, el dirigente de izquierda con más conocimiento y capacidad para ser presidente”, lanzaron desde la conducción del Partido Obrero.

Te Puede Interesar