Daño físico y psicológico

Una actriz de Game of Thrones reveló las espantosas secuelas psicológicas que le dejó la serie

Hannah Waddingham, actriz de la serie Game of Thrones (Juego de tronos), expuso las consecuencias físicas y psicológicas que le dejó la serie.

Hannah Waddingham, actriz de Juegos de Tronos (Game of Thrones), padece serias secuelas físicas y emocionales luego de algunas escenas de la famosa serie. En una reciente entrevista en The Late Show, la actriz reveló que ahora sufre de claustrofobia crónica y contó acerca de las marcas físicas que le dejó las horas de rodaje.

Waddingham, conocida por su papel en la exitosa serie Ted Lasso, compartió cómo una escena de tortura en la que participó como miembro de la Septa Unella, le dejó una fobia crónica. En la serie, fue protagonista de una de las escenas más recordadas al hacer marchar a Cersei Lannister desnuda en las calles mientras le gritaban “vergüenza” para que se arrepienta de sus pecados y le arrojaban objetos. Sin embargo, Cersei tuvo su venganza y la torturó con el método de tortura “waterboarding” (ahogamiento). Lo que nadie sabía es que esto le generaría secuelas reales a la actriz.

image.png
Una actriz de Game of Thrones reveló las espantosas secuelas que le dejó la serie

Una actriz de Game of Thrones reveló las espantosas secuelas que le dejó la serie

La escena en particular de Juego de tronos que afectó a la actriz

La actriz explicó detalladamente cómo la escena afectó su bienestar físico y emocional. "No podía levantar la cabeza porque dije que sería demasiado obvio que esté suelta, no podía hablar porque The Mountain tenía su mano en mi boca mientras yo gritaba, y tenía marcas de correas por todas partes, como si me hubieran atacado", relató.

En la escena se ve cómo Cersei Lannister le arroja vino sobre el rostro para generarle una sensación de ahogamiento. En esto consiste la técnica del waterboarding: el torturado, inmovilizado, se recuesta boca arriba sobre una tabla, mientras le vierte líquido en la boca y nariz para generarle una sensación de ahogamiento.

Embed

La intensidad del momento no solo afectó a Waddingham, sino que también generó un impacto en otros miembros del elenco. Durante la entrevista con Stephen Colbert, la actriz compartió una anécdota reveladora. "Uno de los otros tipos que había estado filmando algo más me dijo '¿qué te pasó?'. Le conté todo y él dijo 'bueno, tenés suerte. Yo me arrastré sobre mis codos durante cuatro días'", recordó entre risas.

La profundidad y la autenticidad de las actuaciones en Game of Thrones han sido elogiadas, pero, tal parece, algunas escenas fueron mucho más allá y causaron consecuencias en la salud mental y emocional de los involucrados./LN.

Te Puede Interesar