Gran estreno

La nueva película de Nicolas Cage estrena este jueves en Argentina

La película surrealista protagonizada por Nicolas Cage se burla de las universidades de elite norteamericanas.

La película "El hombre de los sueños", que se estrenará en cines el jueves, se burla con agudeza y buen tino de la denominada "cultura de la cancelación" en las universidades de elite norteamericanas a partir de una parodia protagonizada por Nicolás Cage.

De qué se trata la nueva película de Nicolas Cage

En el papel de Paul Matthews, un anticuado y anodino profesor de biología, Cage comienza a aparecer en los sueños de allegados e incluso gente que no lo conoce, ante lo que una exnovia periodista que se lo cruza le comenta que también tuvo esa recurrencia y piensa escribir un artículo sobre la experiencia. La publicación de la nota junto a una foto del educador genera que miles de personas reconozcan al hombre que aparece noche tras noche en sus sueños, lo que lo convierte rápidamente un caso de estudio y un fenómeno público del que todos hablan y nadie logra dilucidar.

La nueva fama y popularidad del vetusto académico mejora su autoestima y se involucra con una firma de relaciones públicas, liderada por un chistoso personaje interpretado por Michael Cera, que busca la manera de monetizar el inexplicable fenómeno tratando de introducir en los sueños de las personas a un Paul bebiendo determinada gaseosa para impulsar sus ventas, aunque el profesor solo tiene interés en que lo ayuden a publicar un libro, su gran frustración y añoranza.

65b95578cb651_1200.jpg

"El hombre de tus sueños", la nueva película de Nicolas Cage.

La dinámica deviene en que los sueños colectivos se transformen en pesadillas y Paul termine siendo despedido a pesar de tener una categoría de "profesor de permanencia académica", una tradición en las universidades estadounidenses para garantizar la libertad académica que implica que las cátedras de los profesores con ese rango no puedan ser discontinuadas en caso de que se los quiera despedir por opiniones impopulares o que no sean hegemónicas.

En este caso, a pesar de que Paul no hizo absolutamente nada, es condenado socialmente a partir de las truculentas pesadillas que la gente empieza a tener y termina destinado al ostracismo y los escraches públicos.

Fuente: Télam

Te Puede Interesar