Cumbia 420

L-Gante podría enfrentar una condena de hasta 20 años

Tras ser detenido y acusado de ejercer la privación ilegítima de la libertad, el cantante de la cumbia 420, L-Gante, podría enfrentar una dura condena.

L-Gante podría enfrentar una condena de hasta 20 años de prisión, ya que se ampliaron las acusaciones en su contra. El cantante de cumbia 420, cuyo nombre real es Elián Ángel Valenzuela, negó enfáticamente las acusaciones y brindó una explicación detallada durante su indagatoria ante el fiscal de la causa. Sin embargo, su situación legal se complica, ya que su abogado podría abandonar su defensa.

Tras más de dos horas de declaración, L-Gante presentó su versión de los hechos y aportó pruebas de video para respaldar su explicación. El abogado defensor, Alejandro Cipolla, informó a la prensa que su cliente permanecerá detenido en una celda de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes, pero planea solicitar la excarcelación y un cambio en la carátula del caso.

Según fuentes judiciales, Valenzuela está siendo acusado de privación ilegítima de la libertad, amenazas coactivas agravadas por el uso de armas y por perpetrarse contra un miembro del poder público, además de tenencia simple de estupefacientes. Durante la indagatoria, el cantante se negó a responder las preguntas del fiscal y se espera que sea sometido a una revisión médica antes de ser trasladado a su lugar de detención.

El abogado Cipolla afirmó que L-Gante respondió a sus preguntas y explicó que los incidentes fueron consecuencia de problemas ocurridos en la puerta de su casa, donde se produjeron disparos. Además, el letrado cuestionó la veracidad de la privación ilegal de las dos personas que lo denunciaron, argumentando que se subieron al auto voluntariamente y que nadie alertó a la policía sobre la supuesta situación.

La madre de L-Gante, Claudia Valenzuela, declaró ante los medios que la detención de su hijo es un tema de dinero y política, afirmando que si no fuera tan famoso, no estaría en prisión. Según ella, el denunciante es el padre de amigos de Elián y lo acusó de apuñalarlo por la espalda.

La denuncia que llevó al arresto del cantante fue realizada por un vecino de la familia de Valenzuela, quien afirmó haber recibido amenazas y haber sido agredido físicamente por integrantes del grupo de amigos y músicos de L-Gante. Las pruebas recopiladas, incluyendo cámaras de seguridad, geolocalización de teléfonos celulares y testimonios de testigos, respaldan la denuncia.

Con el avance del proceso legal, L-Gante enfrenta una situación cada vez más complicada. La ampliación de las acusaciones y la posibilidad de perder a su abogado podrían tener un impacto significativo en su caso. El cantante deberá esperar los siguientes pasos judiciales para conocer su futuro.

Con información de Infobae.com

Temas

Te Puede Interesar