2 de Abril

La fortaleza de las madres de los soldados de Malvinas

El homenaje siempre vigente en Malargüe a las familias de los ex combatientes de la Guerra de Malvinas.

Por Claudio Altamirano

La fortaleza de una madre no se puede medir, cuesta comprender como logra mantenerse en pie al momento de enfrentar las peores vicisitudes, aunque todos sabemos que el Amor por su familia es lo que la moviliza para sostener al resto de la familia. Muchas de ellas fueron pilares de aquellos que vieron partir a sus seres queridos a la Guerra de Malvinas.

Ejemplo de entereza es la de las madres de los soldados del conflicto bélico de 1982, de aquellas que no volvieron a ver a sus hijos y de las que celebraron su regreso, pero solidarizándose estas últimas con aquellas que muchas veces, en silencio, siguen llorando a sus hijos.

ELIANA CORREA

Este 2 de Abril, en el Acto Oficial por el Día del Veterano y de los Caídos en la guerra de Malvinas, en Malargüe se reconoció a una de esas madres, la de Manuel Jesús Martínez, que en 1982, con 18 años combatió en la tundra malvinense.

Eliana Correa hoy tiene 85 años, goza de buena salud y la alegría de que su hijo volviera de ese conflicto bélico que marcó la historia argentina de la última parte del Siglo XX. Manuel Martínez siguió luego de la guerra su carrera militar.

MANUEL MARTINEZ.jpg
Manuel Martínez Veterano de la Guerra de Malvinas

Manuel Martínez Veterano de la Guerra de Malvinas

Aunque hoy no pudo asistir al acto de Malargüe, su madre fue la que recibió el reconocimiento, por su entereza, y por saber sobrellevar días de angustia en el seno familiar por la incertidumbre que generaba la Guerra de Malvinas.

La esperanza del regreso de Malvinas

A SITIO ANDINO, Eliana Correa en forma serena comenzó diciendo “sufrí mucho ese año que él se fue”.

“Todo lo aguantó”, continuó expresando al mencionar lo que le tocó vivir a su hijo en las Islas Malvinas.

ELIANA MARTINEZ.jpg
Eliana Correa de Martínez rodeada de sus afectos (Foto gentileza).

Eliana Correa de Martínez rodeada de sus afectos (Foto gentileza).

Más adelante Eliana con la sinceridad que la caracteriza, y de la que dan fe sus vecinos del Barrio Belgrano, contó “su padre no lo superó” al momento en que Manuel dejaba el continente para ir a la guerra, en cambio “yo si porque pensaba que algún día lo volvería a ver, abrazar, besar, y así fue”.

“Diosme dio ese coraje” cerró diciendo la madre de uno de los hijos de la Patria que no dudó defender una parte del territorio argentino.

Te Puede Interesar