"Estoy en estado de shock"

Xavi habló sobre la detención de Dani Alves

A Xavi le consultaron sobre la grave acusación y la detención de su ex compañero y aseguró estar sorprendido e impactado.

El entrenador del Barcelona, Xavi Hernández, admitió estar "en estado de shock" tras la noticia de que el exfutbolista azulgrana Dani Alves ingresó este viernes en la cárcel después de declarar ante los Mossos d'Esquadra (la policía de Cataluña) y el juzgado de instrucción a causa de la denuncia de una mujer de 23 años por una presunta violación en la discoteca Sutton de Barcelona.

"Es difícil comentar una situación así. Como todo el mundo, estoy sorprendido, impactado, en estado de shock. Conociendo cómo es Dani es un tema que me ha sorprendido. Me sabe muy mal por él. Es un tema de la justicia y la justicia dictará lo que sea, no podemos entrar en eso", añadió sobre este asunto el técnico azulgrana en la conferencia de prensa previa al encuentro ante el Getafe.

Xavi y Alves se conocieron cuando el brasileño llegó al club azulgrana en el verano de 2008. Ambos coincidieron en el vestuario del equipo catalán como jugadores desde entonces hasta 2015, cuando Xavi se marchó. En 2022, volvieron a formar parte del Barcelona al mismo tiempo. Esta vez, con Xavi como entrenador y Alves como futbolista.

Tras la decisión de la jueza de imponerle la cárcel provisional a Alves, su actual club, el Pumas mexicano, decidió rescindirle el contrato. El presidente de la entidad explicó en una conferencia de prensa que la rescisión fue "por una causa justificada". El 1 de enero, Alves había renovado el contrato con Pumas hasta el próximo 30 de junio.

El escalofriante relato de la mujer que denunció a Dani Alves por agresión sexual

De acuerdo a lo que informa el portal español, la denunciante se encontraba con dos amigas cuando un camarero de la discoteca se les acercó para manifestarles que un grupo de amigos -de origen mexicano- las habían invitado para acceder al VIP. La invitación fue rechazada, pero ante la insistencia del empleado las mujeres aceptaron ingresar a ese sector del local bailable. “En esa ocasión, el camarero remarcó que se trataba de un ‘amigo’”, sostiene El Periódico.

El futbolista se encontraba con dos amigos y dos mujeres que se fueron y, siempre de acuerdo a las declaraciones de la denunciante, el jugador "comenzó enseguida a tontear con las tres, pegándose mucho a ellas y tocándolas”. Además, el medio que recoge las declaraciones sostiene: “Después, se colocó detrás de la víctima y comenzó a decirle cosas que ella no entendió posiblemente porque eran en portugués. Fue entonces cuando supuestamente le agarró con fuerza la mano y Alves se la llevó a su pene, un gesto que repitió en dos ocasiones pese a la resistencia de ella”.

Alves habría tomado de la mano a una de las mujeres y la llevó hasta un cuarto de baño de servicio. Ella intentó escapar del lugar pero el jugador “cerró la puerta y se lo impidió”. El medio español aseguró: “La víctima ha denunciado que Alves se sentó en el váter, le subió el vestido, le pidió que dijera que era su ‘putita’, la obligó a sentarse encima de él, la tiró al suelo, la obligó a hacerle una felación a la que ella se resistió activamente, la abofeteó, la levantó del suelo y la penetró hasta eyacular. Después, le dijo que esperara a salir a que lo hiciera él en primer lugar”.

La situación que le tocó atravesar a la denunciante no habría durado más de un minuto y que al poder escapar de la situación le dijo a su amiga que quería irse del lugar. Al salir de la discoteca, la mujer rompió en llanto y fue asistida por personal del establecimiento, la llevaron a una sala privada del local y logró contar algo de lo sucedido.

Personal de los Mossos d’Esquadra, policía catalana, se acercaron al lugar minutos más tarde con una ambulancia que la trasladó al Hospital Clinic para realizarle los estudios correspondientes que la Justicia utilizará para constatar la versión de los hechos. El Periódico aseveró que fuentes del hospital le aseguraron que tenía lesiones en su cuerpo "compatibles con el forcejeo". 48 horas después, la denunciante se acercó a una comisaría para realizar la denuncia correspondiente y entregó el informe médico junto a la ropa que llevaba puesta la noche del 30 de diciembre.

Te Puede Interesar