Frente a equipos europeos

Brasil se preocupa por una estadística en su contra

Este viernes al mediodía, Brasil tendrá la posibilidad de cortar con esta racha que ya cumplirá 20 años.

Brasilaplastó en los octavos de final a Corea del Sur y se afirma como uno de los grandes candidatos en el Mundial de Qatar 2022. Su rival en los cuartos de final será Croacia, pero hay una estadística que genera gran preocupación en El Scratch.

Es que la última vez que le ganaron a un equipo europeo por eliminación directa fue en la final del Mundial de Corea-Japón 2002, en la que superaron 2-0 a Alemania.

En aquella edición, superaron la fase de grupos con puntaje perfecto, mientras que en los octavos de final eliminaron a Bélgica, en cuartos a Inglaterra y en semis a Turquía, para enfrentarse en el partido decisivo con los teutones.

Pero a partir de allí, todos sus cruces de eliminación directa con equipos europeos fueron una verdadera pesadilla para los brasileros.

En Alemania 2006, con un equipo plagado de estrellas, avanzaron en su grupo con puntaje perfecto y en octavos de final golearon a Ghana. Pero en los cuartos Francia dio el golpe y los superó 1-0, con una actuación estelar de Zinedine Zidane.

En Sudáfrica 2010 ocurrió algo similar. Primeros en la fase de grupos y goleada a Chile en octavos, pero en cuartos volvieron a caer contra un europeo. En esta ocasión, el encargado de eliminarlos fue Países Bajos, que se impuso 2-1 y luego alcanzó la final en la que cayó frente a España.

Parecía que la espera por el hexa terminaba en 2014, edición en la que llegaban como organizadores con el objetivo de dejar atrás los fantasmas del Maracanazo de 1950 y con Neymar afirmado como una de las grandes estrellas en el mundo del fútbol.

Pero el golpe fue aún mayor que en 1950: en la semi Brasil pasó uno de sus mayores papelones cuando Alemania los goleó 7-1 en lo que es recordado como el Mineirazo. Además, en el partido por el tercer puesto fueron goleados por Países Bajos por 3-0.

En el último Mundial, que se llevó a cabo en Rusia en 2018, Brasil volvía a llegar como uno de los candidatos luego de arrasar en las Eliminatorias Sudamericanas. Después de avanzar primeros en la fase de grupos, no tuvieron inconvenientes para eliminar a México en los octavos.

Pero nuevamente un europeo iba a ser el encargado de eliminarlos. Esta vez fue el turno de Bélgica, que se fue al entretiempo con una ventaja de 2-0. Renato Augusto pudo descontar faltando 15 minutos para el final, pero al Scratch no le alcanzó para llevar el asunto al tiempo suplementario.

Este viernes al mediodía, Brasil tendrá la posibilidad de cortar con esta racha que ya cumplirá 20 años cuando se mida frente a Croacia, la última subcampeona del mundo.

Te Puede Interesar